La convocatoria corría como la pólvora por las redes sociales desde que en el día de ayer en el Pleno Ordinario del Ayuntamiento de Linares se aprobará las retribuciones del nuevo alcalde de Linares, Raúl Caro  y sus dos primeros tenientes de alcalde, Javier Bris y Ángeles Isac. Eran muchos los ciudadanos y ciudadanas de nuestra ciudad los que desde las redes sociales mostraban su malestar por lo que, a su entender, son unos sueldos excesivos y proponían movilizaciones.

Así esta mañana, cerca de 50 personas se han concentrado a las puertas de la sede municipal de la calle Hernán Cortés, para mostrar su indignación, algunos de ellos con “cacerola en mano”. Una vía que se ha llegado a cortar al tráfico rodado por parte de la Policía Local a modo de precaución.

En el vídeo de cabecera os dejamos algunas de las estampas que se han visto en los accesos de la oficina de atención al ciudadano del Ayuntamiento.