El coordinador del grupo de diputados del PP de Jaén en el Parlamento andaluz, Javier Calvente, afirma que la reorganización de los servicios ferroviarios era “imprescindible y afecta a los recorridos altamente deficitarios”.

Javier Calvente ha criticado “la irresponsabilidad y el cinismo” de la Junta en esta materia, puesto que asegura que el gobierno andaluz “no ha renovado este año el convenio que mantenía con Renfe para la financiación parcial de los servicios, en virtud del cual la administración autonómica se hacía cargo de gastos por importe de 13,2 millones de euros”.

Según Calvente, “si tanto interés tiene la Junta en mantener un servicio ferroviario, lo puede contratar formalizando el correspondiente contrato y asumiendo la financiación del déficit de explotación de dicho servicio, tal y como ya han hecho otras comunidades autónomas”. “Lo que ocurre es que la Junta todavía debe 30 millones de euros del convenio que mantenía con Renfe y no creo que esté en condiciones de asumir más gastos”, apostilla. Por lo que le pide “responsabilidad” y que “se sume al esfuerzo del Gobierno de España para disminuir las pérdidas de Renfe operadora”.

El coordinador del grupo de diputados autonómicos del PP de Jaén ha explicado que el plan de racionalización de los servicios de transporte ferroviario, que ha entrado en vigor, se ha desarrollado siguiendo “criterios objetivos de eficiencia social, medioambiental y económica” y que “en todos los casos se proporcionan alternativas, buscando las sinergias, para garantizar la movilidad de todos los ciudadanos y optimizar gastos”.

Calvente asegura que Renfe ha modificado el servicio ferroviario de Media Distancia entre Linares/Baeza y Granada, afectando a dos servicios “muy ineficientes desde el punto de vista de viajeros transportados”. Y especifica que “las estaciones intermedias contarán con servicio ferroviario y, además, entre Granada y Linares/Baeza se mantiene en servicio el Tren Hotel Granada-Barcelona”.

El dirigente Popular afirma que “este plan de racionalización de los servicios de Media Distancia permitirá un ahorro sin merma en los servicios públicos ferroviarios. Se garantizan los servicios públicos esenciales, si bien con una racionalización del gasto. La situación de crisis económica exige eficiencia en el uso de los recursos públicos. Se trata, por tanto, de reducir costes sin perjuicio para el viajero”. Y es que, según Calvente, “en 2011 estos trenes fueron utilizados por 14.100 viajeros y su puesta en servicio supuso un coste anual de más de un millón de euros, de los que el erario público aportó 898.400 euros para sufragar las pérdidas, ya que los ingresos por la venta de billetes solo cubrió el 12% de los costes”.

Por otra parte, destaca que “Renfe ha puesto en marcha una nueva y ambiciosa política de precios de sus servicios de alta velocidad, con el objetivo de acercar el AVE a más personas, especialmente a aquellos grupos que menos lo utilizan, y mejorar la gestión de la oferta de plazas de la compañía. En definitiva, estamos ante una nueva política de precios que va a permitir utilizar el AVE a más personas, en mejores condiciones, y mejorar la ocupación de nuestros trenes”.

Tren llegando a la estación de Linares-Baeza

Tren llegando a la estación de Linares-Baeza