La meteorología ha obligado al Ayuntamiento de Linares a suspender la marcha nocturna de senderismo “Una noche de leyenda para un pozo de leyenda”, que tenía que haber tenido lugar mañana sábado.

No obstante la intención de la organización es que esta interesante actividad pueda celebrarse en próximas fechas, sobre todo a la vista del la buena acogida que había tenido entre la población, pues se habían cubierto las 200 plazas disponibles y cerca de 80 personas más habían mostrado su interés por acudir.