Unidas Podemos por Andalucía ha celebrado este fin de semana, en el Centro de Interpretación del Paisaje Minero de Linares, el acto público “Horizonte Republicano. Democracia, Modelo Productivo y el Porvenir del Mundo Rural”, en el que han intervenido Lola Rodríguez -coordinadora provincial de Podemos Jaén-, José Cabrero -exsantanaero y exparlamentario y senador-, Mamen Barranco -coordinadora provincial de IU Jaén y parlamentaria andaluza-, Isabel Franco -diputada de Unidas Podemos en las Cortes-, Toni Valero -coordinador general de IU Andalucía- y Rafael Mayoral -diputado de Unidas Podemos-.

En el acto se ha abordado la desigualdad territorial existente en nuestro país, donde CC.AA. como la andaluza, y provincias como la de Jaén, precisan de un tratamiento de discriminación positiva en materia de inversión pública para poder equipararse y converger con la media del Estado en indicadores como empleo, PIB, renta, etc., para lo que el modelo de Estado por el que apuesta Unidas Podemos -la República Federal- constituye para ellos la herramienta idónea. En este sentido, se ha insistido lo que consideran ” modelo fracasado del Gobierno andaluz de las derechas” que, en una coyuntura en la que están disponiendo de más recursos que nunca -en función de las transferencias que con motivo del impacto de la COVID- están implementando tanto el Gobierno Central como la Unión Europea-, “contrasta con el menor esfuerzo presupuestario, desde el punto de vista porcentual, por parte de la Junta de Andalucía en toda su historia, así como con el desarrollo de unas políticas de privatización de la gestión de los servicios públicos -especialmente en sanidad y educación- que están deteriorando gravemente la calidad y el acceso de la mayoría social a estos servicios fundamentales, además de suponer un mayor coste para las arcas andaluzas”, reprochan.

Los intervinientes han reivindicado los valores de la II República frente a “la ausencia de legitimidad democrática que se consolidó a lo largo de la Transición con el régimen monárquico de los borbones”, al tiempo que han situado el objetivo de la III República no solo como algo posible a corto o medio plazo, sino como algo inevitable, recalcando que de lo que se trata fundamentalmente es de que ese proceso hacia la III República cuente con el apoyo y el empuje popular, a diferencia del proceso de la Transición, “hegemonizado por los sectores económicos oligárquicos y por la derecha postfranquista, y que el proceso constituyente que alumbre la III República esté impregnado de dos elementos fundamentales: La modernización económica de España y la democratización del Estado, que fueron precisamente los valores que guiaron el corto recorrido histórico de la II República”, aseguran, recorrido interrumpido por el golpe de Estado fascista y la Guerra Civil.

También se ha abordado la desigualdad territorial existente en nuestro país, donde CC.AA. como la andaluza, y provincias como la de Jaén, precisan de un tratamiento de discriminación positiva en materia de inversión pública para poder equipararse y converger con la media del Estado en indicadores como empleo, PIB, renta, etc., para lo que el modelo de Estado por el que apuesta Unidas Podemos -la República Federal- constituye la herramienta idónea. En este sentido, se ha insistido en lo que consideran “modelo fracasado del Gobierno andaluz de las derechas que, en una coyuntura en la que están disponiendo de más recursos que nunca” -en función de las transferencias que con motivo del impacto de la COVID- están implementando tanto el Gobierno Central como la Unión Europea-, contrasta, dicen, ” con el menor esfuerzo presupuestario, desde el punto de vista porcentual, por parte de la Junta de Andalucía en toda su historia, así como con el desarrollo de unas políticas de privatización de la gestión de los servicios públicos -especialmente en sanidad y educación- que están deteriorando gravemente el acceso de la mayoría social a estos servicios fundamentales, además de suponer un mayor coste para las arcas andaluzas”.