El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Linares reclamará, este jueves, en el pleno ordinario correspondiente al mes de noviembre, el incremento de las zonas verdes urbanas de la ciudad.

Lo hará a través de una moción en la que también insta al equipo de Gobierno a que refuerce el cuidado y la conservación de los parques y jardines, algunos de ellos, afirman, “en una alarmante situación de abandono”.

El objetivo de la iniciativa no es otro que contemplar “una ciudad con abundantes espacios verdes y una red de pasillos ecológicos y corredores” que permitan a Linares mejorar en una de sus asignaturas que consideran pendientes: el medio ambiente.

En este punto, el portavoz socialista, Javier Palacios, recuerda que la ciudad continúa por debajo de la ratio mínima recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) de 10 metros cuadrados de zona verde urbana útil por habitante y muy lejos de los 15 metros cuadrados planteados por la Unión Europea. “Con Ciudadanos y el Partido Popular al frente del Ayuntamiento, estos datos han empeorado de manera considerable, lo que demuestra que lo verde no va con ellos”, denuncia Palacios.

“Es fundamental aumentar tanto el número de zonas verdes como su calidad -afirma-, puesto que, en realidad, los únicos avances que se han producido en esta materia han sido bajo gobiernos socialistas, con la creación, por ejemplo, del Parque Periurbano de Cantarranas, hoy en un estado lamentable”, advierte.

Para el PSOE de Linares, lo más inquietante es “la política de Ciudadanos y Partido Popular de eliminar vegetación por elementos sintéticos, como césped artificial, en plazas, avenidas, rotondas, medianas o isletas”, algo que entienden deja patente su “total falta de respeto” a los recursos naturales de la ciudad.

Por todo ello, los socialistas linarenses solicitan una acción de Gobierno que realmente apueste por el desarrollo sostenible, así como la sustitución de los elementos artificiales por flora autóctona, adaptada al clima de la ciudad, principalmente en los barrios, los “grandes olvidados” del alcalde, Raúl Caro-Accino.

Del mismo modo, mediante esta propuesta, el Grupo Municipal pide la redacción de un estudio de mejora de las zonas verdes y su ampliación para incrementar el patrimonio de flora y vegetación de Linares.

Por último, exige la utilización de agua no potable para el riego con el único propósito de hacer de Linares un lugar verdaderamente verde y sostenible, “a pesar de los obstáculos que cada día pone el Gobierno de Raúl Caro-Accino”, concluyen.