Correos ha instalado en sus oficinas de Linares y Andújar un terminal CityPaq de distintos módulos con casilleros disponibles para envíos de diferentes tamaño y formato. Igualmente, la oficina principal de Jaén cuenta con este servicio.

Estos CityPaq facilitan recibir las compras on line y son una opción para recoger o enviar paquetes con acceso permanente. Su principal ventaja es que el destinatario elige cuándo hacerse cargo de su envío. Se adapta a las circunstancias del comprador a la hora de recibir o devolver una compra por internet.

Cualquier persona puede recibir e incluso enviar paquetes desde estos dispositivos. El proceso es sencillo y empieza dándose de alta en la web de CityPaq, en la de Correos, o en su aplicación móvil. Una vez registrado, el usuario puede escoger el buzón que desee y ponerlo como dirección de entrega cuando realiza sus compras.

Los destinatarios de los pedidos disponen de cinco días para recoger sus paquetes. Sin embargo, este periodo no se suele agotar ya que los compradores acuden a por sus compras en un plazo medio inferior de 24 horas desde que se realiza el depósito del paquete, momento en el que llega un mensaje al destinatario. En el caso de que el envío no se recoja en este periodo, se comunica al destinatario que su paquete está disponible durante 15 días en su oficina.

Además, y muy especialmente concebido para la devolución de las adquisiciones por internet, en los CityPaq los compradores pueden realizar el retorno de sus pedidos al vendedor. Es la denominada logística inversa que genera mucho tráfico de envíos y que a través de estos casilleros se resuelve de manera cómoda y ágil.

27 oficinas de Correos de Andalucía ya tienen instalados terminales CityPaq y está previsto continuar con estas instalaciones en al menos 13 oficinas andaluzas más.

Además de en oficinas de Correos, se pueden encontrar numerosos terminales CityPaq instalados en otros lugares para uso privado de comunidades de vecinos y trabajadores de empresas e instituciones, y también en ubicaciones de lugares de acceso público como estaciones de ferrocarriles, gasolineras, comercios o parkings.

Con este servicio se facilita la vida a los ciudadanos que pueden recoger las compras de paquetería por Internet en el día y a la hora que mejor convenga, sin tener que estar pendientes de horarios ni fechas de entrega.