CSIF, UGT y CCOO haN vuelto a movilizarse este jueves en toda Andalucía contra la salida de 8.000 profesionales de la sanidad pública a los que no se ha renovado el contrato “a pesar de ser a todas luces necesarios en el sistema sanitario público andaluz”. El sindicato espera que el relevo en la Dirección de Personal del Servicio Andaluz de Salud (SAS) “pueda servir para acabar con la política de hechos consumados a la que desgraciadamente nos tiene acostumbrados la Administración sanitaria”.

El sector de Sanidad de CSIF Jaén, que se ha concentrado esta mañana en el Hospital San Agustín de Linares, ha valorado “muy positivamente” la participación en la concentración y ha insistido en que “los trabajadores y trabajadoras que fueron contratados para reforzar la lucha contra el coronavirus siguen siendo imprescindibles”. Además ha pedido “que la Administración abandone el maltrato al que está sometiendo a un sector esencial, en el que hay un déficit acumulado de unos 15.000 profesionales de todas las categorías”.

“Los 8.000 profesionales que se han quedado fuera han arriesgado su vida durante los momentos más críticos de la pandemia, se los ha llegado a calificar como héroes y sin embargo la única recompensa que van a recibir muchos de ellos es el despido, en vez de aprovecharlos para paliar el histórico déficit de personal que existe en la sanidad pública andaluza”, han añadido.

La organización sindical considera que “poner en la calle a más de 8.000 profesionales supone una grave merma en la calidad de la actividad asistencial” y exigen también a la Administración que les dé toda la información sobre el Complemento al Rendimiento Profesional (CRP) de 2020 y les aclare por qué en la mayoría de casos ha sido rebajado hasta un 40% sin tener datos de cumplimiento de objetivos, ya que ese nuevo recorte “no se puede tolerar”. También critica que aún haya bolsas de más de 60 categorías profesionales sin baremar, con listados de 2019 e incluso antes.