Linares ha clausurado esta noche sus séptimas Fiesta Íbero-Romanas de Cástulo, un evento que a pesar de haber nacido hace poco más de un lustro, ya es un cita indispensable en el calendario festivo, social y cultural de nuestra ciudad.

Los participantes de las tres culturas cruciales en la història de Cástulo, la íbera, la romana y la cartaginesa, han representado toda una serie de rituales y eventos de la época, como bautizos ancestrales, funerales, rituales sagrados, bacanales, juegos infantiles o danzas. Todo ello, también con las participación de tres bandas de música, una por cada cultura, que han interpretado música adaptada para encumbrar la épica de los tímidos desfiles que este año se han podido llevar a cabo por la singular situación sanitaria que todavía tenemos.

Rendición de Cástulo

La novedad de este año ha sido la representación de la ‘Rendición de Cástulo’, que tuvo lugar en la explanada de la antigua Estación de Madrid, donde con el trabajo del grupo de íberos se construyó para tal fin una simulación de las murallas de Cástulo. En el vídeo de cierre tenéis un breve resumen del acto. Además os regalamos un reportaje fotográfico de la representación como compromiso de este diario con estas fiestas y sus participantes.

 

Cabe destacar la ocupación hotelera durante estas fiestas. A lo largo de este fin de semana, las Fiestas Íbero Romanas se han convertido en el atractivo turístico más destacado de la provincia de Jaén. La implicación de los participantes, alma de estas Fiestas que recrean el pasado histórico y cultural de Cástulo, invita a los linarenses a salir a las calles. A ello se suma el trabajo de ambientación realizado por comercios, bares y restaurantes, que han adaptado sus instalaciones al “Mundo Antiguo”. En este sentido cabe destacar también la simbiosis entre comercio y hostelería gracias a la campaña de descuentos puesta en marcha este fin de semana.