La administración municipal ha solicitado dos proyectos por un valor cercano a los 3 millones de euros de los Fondos Next Generation en las primeras convocatorias de ayudas para Ayuntamientos de más de 50.000 habitantes. Así lo han dado a conocer Raúl Caro-Accino, alcalde de Linares, y la concejal de Desarrollo Económico, Noelia Justicia, ante los medios de comunicación en la mañana de este jueves. Se trata de los primeros proyectos presentados a las ayudas lanzadas dentro de los Fondos de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Este primer paquete de fondos va dirigido a proyectos relacionados con la movilidad sostenible y la digitalización, y serán financiables en un 90%, siendo el 10% restante responsabilidad de la administración municipal. En esta línea, los dos proyectos presentados por el Ayuntamiento de Linares persiguen la puesta en marcha de una Zona de Bajas Emisiones (ZBE) en la almendra central de la ciudad, así como la configuración de un Mercado de Frutas y Verduras digital y accesible.

El alcalde de Linares ha querido destacar la importancia que tendrán estos proyectos en la transformación de la ciudad de Linares hacia un modelo de ciudad más sostenible y más responsable con el medio ambiente. “Debemos aprovechar la oportunidad que nos dan estos fondos Next Generation para hacer una ciudad más habitable para los linarenses, donde su calidad de vida se vea mejorada y cuenten con espacios públicos de primer nivel”, ha subrayado Raúl Caro-Accino.

El primero de los proyectos, como ha explicado la concejal de Desarrollo Económico, Noelia Justicia, tiene como objetivo “diseñar e implantar una Zona de Bajas Emisiones en la que se reduzca la contaminación en el centro de la ciudad y favorezca el tránsito peatonal”. Para ello, la iniciativa contempla la mejora de las infraestructuras urbanas y propone itinerarios alternativos a la circulación tradicional. De igual manera, ha indicado que este proyecto contempla la implantación de distintos sistemas públicos de alquiler de bicicletas y de pequeños vehículos eléctricos, planteando paralelamente dos corredores urbanos limpios, uno de ellos desde el centro de la ciudad hasta el Campus Científico Tecnológico y otro de ellos hacia el Parque Empresarial de Santana. Este proyecto tiene una inversión global cercana a los 2 millones y medio de euros.

El alcalde ha anunciado que la administración local seguirá optando a las próximas convocatorias que se impulsen en el marco de los fondos Next Generation, siempre con el objetivo de poner en marcha nuevos proyectos que hagan más atractiva la ciudad.

Tráfico en la zona centro de Linares