El Ayuntamiento de Linares se ha puesto a disposición de los trabajadores linarenses de Valeo y empresas auxiliares para intermediar y buscar posibles soluciones al problema de falta de transporte por el que atraviesan. La suspensión de la línea de autobús de la empresa Castillo entre Linares y Martos, donde se encuentra ubicada la empresa, dificulta la llegada de cerca de 200 trabajadores a su puesto de trabajo.

Tras conocer la problemática de estos empleados de Valeo y otras compañías auxiliares en diferentes reuniones, el Ayuntamiento de Linares muestra de forma pública su compromiso para mediar en este caso. Por ello, desde la administración local se ha dado traslado del caso a la Delegación Territorial de Fomento para que estudie la situación. Además, el Ayuntamiento ha instado a la empresa de transporte a buscar una solución que permita a los trabajadores seguir disponiendo del medio que hasta el momento les trasladaba hasta su puesto de trabajo.

El teniente de alcalde del Consistorio linarense, Enrique Mendoza, hace pública “la solidaridad de este Ayuntamiento con los empleados linarenses afectados”, entre los que además hay un amplio porcentaje con algún tipo de minusvalía que dificulta o impide que puedan conducir un vehículo. Por todo ello, como ha señalado Mendoza, “desde la administración local nos hemos reunido con estos trabajadores para mostrarles nuestra absoluta disponibilidad para realizar cuantas labores de intermediación sean necesarias con el fin de encontrar una solución que les permita realizar en condiciones óptimas su traslado hasta Martos”.