Gran noche la de hoy en el recinto de conciertos de la antigua Estación de Madrid. El catalán Miguel Poveda ha interpretando un tremendo concierto con dos partes diferenciadas. La primera, más enfocada a versiones particulares de la canción española. La segunda, de FLAMENCO del grande, sí, del que se escribe en mayúsculas, porque Poveda así lo merece. Se atrevió incluso con una taranta de nuestra tierra con la que terminó de meterse al público en el bolsillo.

Mañana domingo, 29 de agosto, los conciertos de feria continúan con Morat. La banda colombiana llega hasta Linares con el ánimo de encandilar al público más joven.