Segunda de feria en la que pudimos asistir a una de las mejores tardes que se recuerdan por el Coso de Santa Margarita. La ganadería de Juan Pedro Domeq presentó una corrida seria y con astados que dejaron una grata impresión. En varias ocasiones ovacionado tras la muerte.

Daniel Crespo causó una grata impresión y, aunque no tuvo suerte a la hora de matar, tuvo sus grandes momentos con ambas manos y con una templanza propia de un torero consagrado. Dos ovaciones en sus dos faenas de mucho mérito.

Al Maestro Manzanares, que recogió su merecido trofeo Manolete, la tarde le fue de lujo. Un primer astado con raza, fuerza y bravura, le permitió poner el listón muy alto. Manzanares sabe cómo nadie estar y ser Torero. Gran estocada para dar muerte y conseguir tras varias ovaciones sus dos primeras orejas y puerta grande para el diestro. En su segundo, tuvo que esforzarse por demás; ya que su toro, con falta de ritmo y fuerza no le permitió mucho más. Falló con la espada y gran ovación.

Para el Final hemos dejado la tarde en la que Morante elevó a arte su toreo en el coso de Santa Margarita. No comenzaba bien su primer astado y un run run corría la plaza. Finiquitó rápido a su astado que poco o nada podía hacer.

Su segundo ya fue otra cosa. Nada más salir el Maestro se dio cuenta que ese astado sí sería el que el tanto añoraba. Con el capote Morante es el número uno. Chicuelinas ajustadísimas hicieron levantar a la afición que ahora sí veía al verdadero Maestro. Con la muleta dejó momentos para la historia, naturales, de pecho… todo muy ajustado y con un temple digno de saborear. Dando su justo espacio y tiempo al toro logró una faena memorable. En varias ocasiones la plaza puesta en pie reconoció el trabajo y torería del diestro. Faena rematada con una gran estocada. La plaza entera reclamó lo vivido y 2 orejas y rabo para el de la Puebla. Creo que es justo hacer mención especial de esta faena y de la música que le acompañó en este gran momento… OROBROY sin duda una mezcla que quedará para la Historia

Mañana, 29 de agosto, día de caballo, rejoneo nos espera.