La Galería Renaceart de Baeza se llenó de público con motivo de la inauguración de la exposición “Salsa Brava”, la colección más personal del prestigioso artista urbano Belin, centrada en la iconografía del toro. El acto contó con la participación de la alcaldesa de Baeza, Lola Marín, y el diputado provincial de la Diputación Provincial de Jaén Luis Miguel Carmona, entre otras autoridades e incluyó la colaboración musical del grupo linarense de flamenco-fusión “Salud Tito”. La muestra, que permanecerá abierta hasta el 24 de septiembre, ha arrancado con mucha fuerza, ya que se han cerrado varias ventas de obras el mismo día de la inauguración.

Esta exposición muestra el lado más íntimo de Miguel Ángel Belinchón, ya que abandona el hiperrealismo y el postneocubismo que caracteriza sus últimas obras. “Salsa Brava es un antes y un después en mi carrera artística porque por primera vez me atrevo a mostrar obras más sencillas pero que, a la vez, son muy personales. Me centro en unos animales muy emblemáticos, como son los toros, que son un icono para España y para mi ciudad, Linares, una de las más taurinas de nuestro país”, explica Belin.

La nueva colección de Miguel Ángel Belinchón se compone de 15 OneLine y 8 OneLine Cromáticos. La exposición está dedicada a animales tan emblemáticos como son los toros aunque, para Belin, los toros no son tauromaquia, sino que son animales bravos, bonitos, únicos y pertenecientes a su hogar. Por ese motivo no los ve el artista como iconos con el pelaje negro brillante, sino que en ellos ve variedad, ve distintas razas de distintos colores que muestran la pluralidad del cromatismo español. Y, precisamente, el color es uno de los elementos más importantes de la obra pictórica de Belin. Las potentes paletas de cada pieza fueron elegidas tras mucho estudio y experimentación en la línea del ensayo del divisionismo. Para el artista linarense, los colores funcionan como transmisores de emociones, y por ese motivo en cada obra propone un análisis cromático distinto que le aporta una personalidad única a cada toro pero que, sin embargo, todos juntos dan la sensación de manada armónica, de familia.

“El toro es un símbolo de sus raíces no solo por su belleza y por su bravura, sino por convivir con ellos en Jaén, una de las provincias españolas donde existen más ganaderías”, señala. ‘Salsa Brava’ traer hasta el presente muchos recuerdos de infancia, ya que el artista iba al campo con su familia a pasar el día y a comer rodeado de los toros que pacían en las dehesas.

Y si a todo esto, le sumamos el arte efectista del OneLine, que es la técnica artística liberadora de tendencia expresionista donde la tensión se disipa en líneas de un solo trazo continuo, las obras resultantes que componen la especial colección de ‘Salsa Brava’ son todo fuerza y alegría, con potentes de rasgos primitivistas, al igual que lo que los toros significan para Belin.