Las calles de La Carolina se han llenado de arte urbano gracias al programa Eracis (Estrategia Regional Andaluza para la Cohesión e Inclusión Social), que trabaja en las zonas más desfavorecidas. Varios menores de entre 12 y 14 años están participando en los talleres organizados de la mano de Rampa y con la colaboración del Ayuntamiento y de la Diputación Provincial. El resultado será la creaciones de tres murales. El primero está en una de las paredes del Centro Cultura y los otros dos se ubicarán en el Parque Nuevas Poblaciones, de Viña del Rey, y en la Plaza del Parque de El Cerro.
La actividad comenzó bajo la dirección artística del artista internacional Belin, plasmando en un costado del centro de arte contemporáneo de La Carolina un mural “La fachada de mi vida” de medidas importantes. El artista ha buscado conectar mediante los colores clásicos de los edificios del barrio – el rojo y ocre de los edificios de la zona ERACIS; el verde, de los árboles que se ven al fondo y el azul del cielo- y ha plasmado una interpretación figurativa-abstracta de un rostro. “Busco conectar con los más jóvenes y transmitirles con el arte la ilusión de cuidar y hacer suyo el entorno donde crecen y se desarrollan, en esta ocasión ha sido una grata sorpresa pues el grupo de chavales fue muy trabajador y colaborativo, lo que nos refiere que este tipo de iniciativas alimenta la curiosidad y creatividad de los más jóvenes usando como medio de desarrollo: el arte”, dijo.
La alcaldesa, Yolanda Reche, que acudió a visitar el taller acompañada por la concejala de Políticas Sociales, Carolina Cano; la de Educación, Carolina Rodríguez, y la de Juventud, Amelia López, habló en la misma línea: “Estas actuaciones persiguen un doble objetivo. Por un lado, tratan de que los jóvenes se involucren en el embellecimiento del municipio con una expresión artística que se acerca a su sentir y, por el otro, que al crear ellos el arte, estarán más pendiente de su conservación y protección del entorno”.
De la misma manera, Reche agradece la participación de Belin y el proyecto Rampa en este proyecto, ya que se acerca de una forma muy directa a los jóvenes de las zonas más desfavorecidas de La Carolina.
Los otros dos talleres se están realizando –concluyen mañana- bajo la dirección creativa de la artista mexicana Ana Karina (Flaxtl), que persigue conectar con los jóvenes con una premisa muy colorida, y tomando como inspiración el entorno del mural en cuestión. El primero lleva por título “pajaritos”. “Los vecinos más cercanos al mural suelen tener pajaritos colgados en ese muro, por lo que me gustaría que tuviera identidad esta zona, con colores y música. Los más jóvenes aprenden de sensibilidad y de cómo amar y cuidar su entorno”, sostiene la artista.
El tercer y último mural dentro de este programa, que se celebrará mañana, permitirá apreciar una peculiar reinterpretación de los artistas de street art más famosos del mundo, así como los elementos que han hecho que esta rama artística entre a museos y galerías.