El Ayuntamiento de Linares y la Junta de Andalucía han acordado la firma de un convenio para la realización de actividades formativas del Instituto de Emergencias y Seguridad Pública de Andalucía (IESPA) en diferentes instalaciones de la ciudad, lo que supone una ventaja para el Consistorio y, especialmente, para el funcionamiento y objetivos de la Escuela Municipal de Seguridad Pública de Linares (ESPLI). De esta manera, el Ayuntamiento de Linares colaborará con el IESPA en la gestión del alumnado y de la docencia derivada de la impartición de la formación, así como en la garantía de la plena disponibilidad de las instalaciones requeridas.

Instalaciones
De cara a ofrecer el mejor servicio para la formación de estos policías, el Ayuntamiento de Linares pondrá a disposición de la IESPA aulas en uno de los edificios del Campus Científico Tecnológico de Linares, el Aula Magna y el Salón de Grados del Campus, el Centro de Interpretación del Paisaje Minero, el Teatro Municipal Miguel de Cervantes, el Parque Municipal de Deportes de San José, las instalaciones deportivas del Mariano de la Paz y de Linarejos, así como las concertadas para la práctica de tiro policial, ubicadas en el Camino de San Miguel.

Gracias a este convenio se incrementará la oferta formativa de la IESPA ofreciendo respuesta a la demanda de los municipios respecto a los cursos de ingreso y capacitación, mediante la celebración de ediciones conjuntas. Además, de esta manera, se acerca la formación, tanto de ingreso y capacitación como de actualización, perfeccionamiento y especialización, a aquellos Cuerpos de Policía Local de Andalucía de municipios de la zona oriental de la Comunidad Autónoma.

Escaparate de formación
Este acuerdo entre ambas administraciones va a permitir que policías locales y de otros cuerpos de toda Andalucía realicen su formación en Linares, lo que supone un importante refuerzo de la situación de la ciudad como escaparate de la formación de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad. Además, el Consistorio se encuentra en conversaciones con la Consejería de Empleo para que estos policías puedan contar con una residencia que les permita pernoctar en el municipio, concretamente en las instalaciones del Centro Público de Formación para el Empleo, más conocido como PPO.
El último trámite es la firma de este convenio entre el alcalde, Raúl Caro-Accino y el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, que se producirá en las próximas semanas.