Agentes de la Policía Nacional adscritos al Grupo de Estupefacientes de la Comisaría de Linares han detenido a un hombre que, presuntamente, se dedicaba a suministrar heroína por diferentes puntos de venta de menudeo de la provincia. El arrestado mantenía una doble vida, por una parte realizaba sus quehaceres diarios y por otra su actividad ilícita. En la operación “Renacido” se ha practicado un registro domiciliario, lugar utilizado como “guardería”, donde los agentes se incautaron de 218 gramos de heroína, consiguiendo desarticular una vía fundamental de suministro de ésta sustancia estupefaciente a la mayoría de los puntos de venta y consumo de Jaén, Úbeda y Linares.

La investigación se inició a principios del presente año. Los investigadores del grupo de Estupefacientes de la Comisaría de Linares tenían
conocimiento de que una persona era el encargado de abastecer distintos puntos de menudeo en la provincia de Jaén, habiéndose especializado en la distribución de heroína.

Un alto grado de especialización
Los investigadores consiguieron la identificación del presunto autor de los hechos. Se trataba de un hombre de avanzada edad que fue sometido a diferentes vigilancias, comprobando como esta persona había alcanzado un alto grado de profesionalidad cuando efectuaba sus presuntas actuaciones delictivas.

Fruto de las vigilancias, los investigadores detectaron cómo el arrestado, tomaba grandes medidas de seguridad con el fin de detectar la presencia policial. Entre ellas, se observó cómo llegaba a detener su vehículo en carreteras de doble sentido, permaneciendo en actitud vigilante durante distintos periodos de tiempo, para, posteriormente, regresar sobre sus pasos a lugares que previamente había estado, llegando incluso a cambiar de vehículo hasta en tres ocasiones. Siempre vehículos de gama media y baja con el fin de no llamar la atención en sus diarios viajes.

Doble vida
El arrestado mantenía una doble vida. Por un lado realizaba los quehaceres diarios alternando horarios e itinerarios. Por otro, recorría distintos lugares y barrios de la ciudad, así como de Úbeda, Jaén e incluso otras localidades fuera de la provincia para, presuntamente, proveer a distintos clientes de heroína.

Por otra parte, los agentes lograron detectar un domicilio, ajeno al empleado por el arrestado para el desarrollo de su vida normal, que era
utilizado como “guardería”; vivienda que frecuentaba cada vez que necesitaba abastecerse de la droga para posteriormente distribuirla.

Detenido cuando realizaba la entrega de un “pedido”
Ubicada la vivienda donde los investigadores sospechaban que podría tener la droga, los agentes trazaron como objetivo interceptarle en una de sus salidas.

Siendo permanentemente vigilado, se observó su vehículo por la zona de Arrayanes. Lo aparcó y se dirigió a pie hasta una zona concreta del barrio, dejando su coche resguardado con el fin de evitar su relación con él, en prevención de poder ser interceptado por alguna patrulla policial. Los agentes le abordaron consiguiendo deshacerse de la droga que portaba; una bola con 11 gramos de heroína. Al mismo tiempo de la detención, gracias a la coordinación con la autoridad judicial, los agentes realizaron el registro del domicilio que, supuestamente, utilizaba como “guardería”. Allí, los agentes intervinieron 207 gramos de heroína que se encontraba debidamente empaquetada en distintos pesajes, preparada para su distribución según la demanda de los distintos “clientes” a los que abastecía.