El colectivo ‘Acción Feminista de Linares’ llevó a cabo en la tarde de ayer su acción preparada para el día 8 M, día de la mujer trabajadora, con motivo de la Huelga feminista. A las 18 horas del lunes, en el Paseo de Linarejos de Linares se realizó una cadena humana, guardando las distancias de seguridad recomendadas por Covid 19, en la que se hizo una especial dedicatoria a Beni, la vecina de Linares asesinada el pasado mes de febrero. El acto finalizó con la lectura del manifiesto del colectivo.

 

MANIFIESTO 8M 2021 ACCIÓN FEMINISTA LINARES
Este ha sido un año diferente, nos hemos enfrentado a una crisis sanitaria sin precedentes y hemos tenido que parar, pero el machismo no ha parado. Hemos podido ver cómo durante esta pandemia han continuado las múltiples violencias contra las mujeres, muchas incluso se han visto obligadas a pasar el confinamiento encerradas con sus maltratadores.
Además, ha quedado más patente que nunca la crisis de cuidados en todos los sectores. Por un lado, hemos estado al frente de los empleos esenciales en esta crisis: en el sector sanitario, en el sector servicios y en todas las actividades de cuidado, como las trabajadoras del hogar, limpieza, dependencia, que siguen siendo los sectores más precarios y que más han sufrido durante la pandemia. Recordamos que la mayoría de mujeres estamos más cerca del suelo pegajoso que de los techos de cristal, por eso exigimos medidas laborales que acaben con la precariedad en un país donde la pobreza tiene rostro de mujer.
Además, las mujeres hemos sido las principales cuidadoras en un sistema que carga todo sobre nuestras espaldas, donde las madres hemos tenido dobles jornadas con medidas que no fomentan la conciliación, como es el teletrabajo. Exigimos derechos y recursos para los cuidados, si queremos llegar a ser una sociedad que anteponga la vida al mercado.
Nos acordamos hoy de las más precarias, aquellas que más han sufrido la crisis: las mujeres migrantes, las gitanas, las madres solas o con pocos recursos, las desempleadas o con empleos precarios… todas aquellas que aún siendo el sostén de la sociedad, siguen siendo invisibles.
Y nos acordamos especialmente de las que ya no están, de nuestra vecina Beni, brutalmente asesinada en Linares hace tan solo un mes. No tenemos consuelo para su familia, no tenemos palabras, no pudimos salir ese día en masa a las calles como habríamos querido, por las circunstancias sanitarias, pero no dejamos ni dejaremos de recordarla y de luchar para que se haga justicia. Ninguna mujer nunca más debería morir a manos de un hombre por el simple hecho de ser mujer. ¡Nos queremos libres, nos queremos vivas !
Este año salimos con todas las medidas de seguridad, después de un año sin activismo en las calles, aunque nos han sobrado motivos para manifestarnos. Salimos a pesar de las acusaciones que se producen cuando el feminismo grita, porque molesta, porque muestra una realidad que muchas personas quieren ocultar. Salimos con toda nuestra responsabilidad porque somos las primeras que tenemos familias a las que sostener, porque hemos visto la enfermedad en primera línea. Salimos porque tenemos que recordar que somos imparables, que no nos silenciarán y que la lucha feminista es hoy más necesaria que nunca.
Sororidad y lucha feminista: Por las que ya no están, por nosotras, y por las que vendrán.
¡ que viva la lucha feminista !

 

Momento de la acción

Momento de la acción

Reivindicación de la Ley Trans