El Ayuntamiento de Linares hace un llamamiento “a la calma y la convivencia en la ciudad” tras la convocatoria, a través de redes sociales, de una concentración para este domingo ante los Juzgados de la ciudad por los hechos ocurridos el pasado 12 de febrero en el que un padre y su hija menor fueron agredidos por dos policías fuera de servicio y las últimas decisiones judiciales derivadas del caso, que la Administración local no entra a valorar, como es lógico.

Sin embargo, el Ayuntamiento quiere manifestar su profunda confianza en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y en la Justicia, tanto en esta como otras causas.

Sobre la acción de protesta convocada para mañana, desde el Ayuntamiento de Linares se pide a la población “responsabilidad, tranquilidad y, sobre todo, el cumplimiento estricto de las instrucciones marcadas por las autoridades sanitarias”, señala el alcalde, Raúl Caro-Accino, quien respeta el derecho de los ciudadanos a manifestarse, pero advierte de que este tipo de iniciativas “pueden poner en riesgo la salud de todos los vecinos y vecinas de Linares”.

“Nuestra obligación es defender la salud de la población”, reitera el regidor, al tiempo que recuerda que “seguimos en plena pandemia y las medidas que marcan las autoridades sanitarias son para todos y todas con el fin de contener la propagación del Covid-19”.

Asimismo, el Consistorio linarense lanza un mensaje a las personas que tengan previsto acudir a la citada concentración para que actúen de manera pacífica, acaten las medidas de seguridad y eviten a toda costa cualquier tipo alteración del orden público.