El Hospital ‘San Agustín’ de Linares ha realizado inversiones en el área de hostelería, con el objetivo de optimizar los recursos existentes en los servicios de cocina y lavandería. De esta manera, se ha instalado un nuevo túnel de lavado para cocina, una lavadora y una cabina de planchado para lavandería, por un importe de más de 96.000 euros.

El túnel de lavado incorporado al servicio de cocina tiene una capacidad de producción de 2.200 a 3.400 platos cada hora, un sistema de cadena para el arrastre de menaje, vajilla, bandejas isotérmicas y demás utensilios de cocina que se utilizan para las cuatro comidas que se ofrecen diariamente a los pacientes del hospital y personal de guardia.

Compuesto por módulos de prelavado, lavado, aclarado y dos de secado, garantiza la limpieza e higienización en todo el proceso del menaje y demás utensilios, garantizando una temperatura de aclarado de 88ºC para la desinfección total de todos los utensilios utilizados, incluidos los procedentes de pacientes Covid-19, además de suponer un ahorro energético del 25%.

Con esta adquisición, la cocina del Hospital optimiza el proceso más delicado del servicio, como es la higienización y desinfección del menaje utilizado en la elaboración y distribución de comidas a nuestros pacientes.

Mejoras en lavandería

La nueva lavadora del Hospital de Linares tiene entre sus características una capacidad de 60 kg, además de optimizar tiempo y ahorro energético. Además hace posible los procesos de lavado necesarios para la desinfección de este tipo de ropa, superando los 80ºC. Junto a ello, se ha adquirido una cabina de planchado de vapor, que incrementa el rendimiento en este servicio. La temperatura que alcanza la cabina, y con la que se plancha el material (por encima de los 100 grados) se mejora igualmente el proceso de desinfección.