Fuentes de la Policía Nacional han reconocido que durante los disturbios del pasado sábado en Linares se produjo “un disparo” con una arma de fuego real, que hirió con perdigones a un hombre y una mujer. Ambas víctimas fueron atendidas en el hospital San Agustín, desde donde se dio aviso de los sucedido a la Comisaría de la Policía Nacional en Linares.

La Policía califica el suceso de “lamentable error”. Según explican, dentro de la investigación abierta, se baraja que un agente cogió “por error” de unos de los vehículos policiales una escopeta tipo “franchi” que en ese momento estaba cargada con munición real.