La Comisaría Provincial de Jaén se ha hecho cargo de la investigación de lo ocurrido con los dos funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía, uno agente y otro subinspector, que en el día de ayer, según se ha podio ver en varios vídeos difundidos en redes sociales, agredieron cuando estaban fuera de servicio con extrema violencia a un ciudadano de Linares en presencia de su hija, una menor de 14 años que también fue agredida.

El agredido ha tenido que volver ser ingresado esta mañana en el Hospital de San Agustín de Linares, por complicaciones en la afección que le fue producida en una córnea.

Ambos policías quedaron detenidos a última hora de ayer después de haberles tomado declaraciones en la Comisaría de la Policía Nacional de Linares, habiendo pasado la noche las dependencias policiales para pasar a lo largo del día de hoy a disposición judicial.

El Juzgado de Primera Instrucción nº 3 de nuestra ciudad será el que se haga cargo del triste suceso.

Mientras, sigue la indignación en las redes sociales al haber trascendido fotografías con el rostro del vecino agredido con la cara desfigurada por la paliza. Además, ha trascendido otro vídeo grabado por un familiar del atacado, en el que solicita a agentes de la Policía Local que se hiciera un test de alcoholemia a uno de los policías agresores. En este mismo vídeo, y otros, se puede ver a uno de los policías que “justifica” la agresión a padre e hija porque “le habían buscado la boca”, en actitud de mofa y desafiante hacia la persona que hace la grabación y hacia los ciudadanos, y testigos, que desde la calle le increpan la actitud.