Ante los graves hechos acontecidos en la tarde de ayer en Linares, la Dirección General de Policía, a través de un comunicado, “lamenta y muestra su más enérgica condena por los hechos ocurridos y por la actitud de estos dos policías”, que aclaran, “no representan el trabajo diario de servicio público de los hombres y las mujeres de la Policía Nacional”.

Del mismo modo informan de que la Comisaría local de Linares y la Comisaría Provincial de Jaén están elaborando el atestado que se enviará al juez y colaborarán al máximo con éste en todas las diligencias que se practiquen para depurar las responsabilidades.

Al mismo tiempo, la DGP ha abierto de inmediato un expediente disciplinario en el marco del cual se determinarán las sanciones que correspondan en este ámbito.