El depósito de cenizas de picón aún encendidas en contenedores ha provocado recientemente el incendio de las cajas de dos camiones de recogida de basura de Resurja, empresa mixta participada por la Diputación de Jaén. La combustión de este material dentro del vehículo ha prendido el material portado: más de 5.000 kilos de residuos.

En ambos casos, los operarios encargados de la recogida han detectado el humo a tiempo y han intervenido para sofocar las llamas, proceso para el que previamente y de forma urgente tienen que vaciar el contenido del camión. Estos incidentes se han registrado en el entorno de las poblaciones de Estación Linares-Baeza y Miraelrío (Vilches).

Esta es una situación habitual cada invierno, cuando es habitual el uso de este tipo de braseros de picón. La combustión de estas cenizas puede provocar daños materiales irreparables en vehículos de recogida y contenedores. A su vez, implica un grave riesgo para los trabajadores y ciudadanos, aparte del riesgo medioambiental.

Desde Resurja se insiste en el depósito de las cenizas una vez estén completamente apagadas y dentro de una bolsa de plástico, nunca directamente en el propio contenedor. Las bolsas garantizan la ausencia de peligro, dado que es un material que no se podría usar con materiales que se encuentren incandescentes.