Atrás queda ya la temporada de su debut, el curso pasado, pues en esta está encontrando su sitio en una entidad de mucho prestigio y poder como es el cuadro blanquiazul, club con el que sueña con lograr un ascenso.

El joven de Linares Ismael Casas, futbolista de 19 años, se está consagrando en una entidad de mucho peso en España, en un Málaga Club de Fútbol, donde ya disfrutan del buen hacer de su defensa en la segunda campaña que juega ya en la élite.

Canterano blanquiazul desde infantiles, apenas duró algo más de un curso en el Atlético Malagueño, ya que la anterior campaña tuvo que debutar y jugar algunos partidos con el primer equipo. Ahora, completamente consagrado en LaLiga SmartBank, intenta ayudar con su trabajo diario a que el club sea un referente de los pronósticos que hay en las casas de apuestas sobre la Segunda División y a la vez consiga pelear por un ascenso que sería inolvidable para la entidad y especialmente para él.

Progresión intachable del linarense


Ismael es un defensa que acostumbra a jugar de lateral derecho, aunque también puede actuar de central, en cualquiera de las dos posiciones. Su valor de mercado se ha incrementado más o menos al ritmo que se ha disparado su carrera deportiva en los últimos años, pasando de jugar en el juvenil del Málaga a formar parte de su primera plantilla en apenas una temporada y media.

Ahora ya compite por la titularidad, la cual ha obtenido en varios encuentros a lo largo de la actual campaña, la 2020-2021. La apuesta por el fútbol de casa y el talento joven que está llevando a cabo el conjunto albiceleste ha favorecido indudablemente su ascensión tan meteórica. Pero parece que le ha ido bien en este sentido a un proyecto que está sumido en la batalla por los puestos de playoffs que ofrece LaLiga SmartBank.

En un Málaga con mucho joven

No cabe duda de que a un equipo tan renovado como lo es este Málaga, no se le pueden pedir objetivos muy altos. De hecho, la idea al principio de la temporada no podría irse más allá de la salvación. Sin embargo, tras un buen arranque, el equipo mira al ascenso como un sueño posible y que podría darle la vuelta a la complicada situación que está pasando el club en los últimos años.

Por su parte, Ismael intenta aportar con su buen juego en ese lateral diestro del que cada vez parece más su dueño absoluto. Ha completado partidos tremendos muy importantes como esa victoria por 0-1 ante el Girona en Montilivi. También estuvo presente en el triunfo del cuadro malagueño ante el Castellón o contra el Sabadell, encuentros en los que ha dejado buena muestra del enorme talento que reside en su interior, así como el hecho de que es un lateral de mucho futuro por el que vale la pena apostar.

Por supuesto, todo esto no podría ser posible sin la inestimable ayuda de un Sergio Pellicer al que no le cuesta darle oportunidades a los jóvenes como es el caso del linarense, sobre todo porque con esa metodología ha conseguido llevar al equipo a una zona privilegiada de la clasificación, con un rendimiento por encima del esperado.

En definitiva, Ismael poco a poco se está convirtiendo en una pieza importante e indispensable formando parte de ese número de jugadores que entran y salen en las alineaciones gracias a las rotaciones que Pellicer realiza en el Málaga, su club de toda la vida.