Las oficinas del Servicio Postal de Correos de varios municipios de la provincia de Jaén acumulan, según ha podido constatar CSIF Jaén, una gran cantidad de cartas, tanto de línea ordinaria como certificada y paquetería, por el grave déficit de personal que sufre el servicio.

Según denuncia el Sector de Empresas Públicas Estatales (EPE) de CSIF Jaén, Correos mantiene la política de no cubrir las bajas de personal que se registran por jubilación o enfermedad. Esta situación, según la responsable del sector, Francisca Morillas, se ha agravado con motivo de las bajas provocadas por la pandemia por Covid-19. 

Esta crisis sanitaria, según añade Morillas, “no sólo ha provocado bajas por positivos debido a contagios o aislamiento por contacto estrecho con enfermo, sino que ha generado mucho más trabajo en Correos como consecuencia del auge de las ventas por Internet y, por tanto, el incremento del volumen de paquetes enviados a domicilio o con recogida en oficina. 

La responsable sindical explica que los centros de tratamientos, las carterías y los servicios de urgentes, están a rebosar de envíos que no llegan a su destino en la fecha prevista, lo que está generando un empeoramiento del servicio que se ofrece a la ciudadanía. A esto se une, indica Morillas, “el agotamiento y el estrés que esta situación está provocando en los trabajadores de Correos, quienes ven que la carga de trabajo por falta de personal ha tenido que ser asumida por ellos sin ninguna contraprestación a cambio”. 

CSIF Jaén critica esta merma de personal y reclama a la dirección de la empresa  que ponga fin a la situación mediante la contratación de personal necesario, con la que se daría salida a la cantidad ingente de paquetería acumulada en las oficinas de Correos y que sufre graves retrasos. 

Por otra parte, desde el sector EPE de CSIF Jaén, reclaman a la dirección de Correos la realización de test de detención de la Covid-19 a la plantilla de empleados  para garantizar su seguridad, muchos de los cuales han estado y siguen estando durante esta crisis sanitaria en primera línea y han venido desempeñando funciones de carácter esencial.

Finalmente, este sindicato recuerda que la empresa postal pública sigue recortando en medios esenciales, algo que, sin duda, está empeorando la calidad del servicio, haciendo que sea cada vez menos competitiva.