Desde este lunes, 21 de septiembre, la piscina cubierta municipal, gestionada por Linaqua, ha reabierto para poder retomar las actividades deportivas de los linarenses.

Para hacerlo con todas las garantías, se han implementado las medidas de prevención de coronavirus según la normativa vigente en Andalucía:

1. Se ha reducido el aforo al 75 %.
2. Se ha puesto gel hidroalcohólico a disposición de todos los usuarios a la entrada, así como toallitas de papel para manos y papeleras.
3. En la entrada existe una alfombra con gel desinfectante para el calzado.
4. Para mantener la distancia de seguridad de 2 metros se ha habilitado una puerta de entrada y otra de salida, y se ha señalizado la distancia en el pasillo de acceso y en recepción.
5. Se ha limitado el aforo en vestuarios y aseos.
6. Es necesario utilizar mascarilla en toda la instalación, excepto dentro del agua.
7. Se ha cerrado el guardarropa, por lo que los enseres personales pueden dejarse en taquillas o en la zona de playa en lugares señalizados de forma que cumplan la distancia de seguridad.
8. Los materiales de uso compartido se desinfectan después de cada uso.

En relación con la limpieza y desinfección, Linaqua realiza tres limpiezas diarias, aparte de las que se consideren necesarias, por lo que sobrepasa incluso lo exigido por la normativa autonómica.

Además, se va a incrementar la vigilancia en pasillos de acceso a vestuarios para evitar acumulación de personas.

Reanudación de cursos interrumpidos por el estado de alarma

Aquellas personas que por el cierre de la piscina el 13 de marzo vieron interrumpidos sus cursos de natación pueden reanudarlos ahora hasta su finalización.
Para informar de ello se ha procedido a llamar telefónicamente a todos los usuarios y a aquellos que soliciten la baja en la actividad se procederá a devolverles las cantidades no consumidas del curso.

Obras durante el cierre

Este verano, durante el cierre de la instalación, se ha procedido a realizar alguna reforma en el vaso de la piscina para adecuar éste a la normativa vigente.

Concretamente, las obras han consistido en la adecuación de la profundidad del vaso. Además, en la zona de duchas se han instalado canaletas con rejilla para la correcta evacuación del agua y se han incorporado baldosas antideslizantes para una mayor seguridad y comodidad de los nadadores.

Medidas seguridad reapertura piscina Linaqua