Desde el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) se ha lanzado a través de redes sociales (Twitter, Facebook e Instagram) la campaña Seguimos Coeducando #TambiénEnVerano para promover la educación en
igualdad durante el periodo estival.

Se ha querido lanzar un decálogo coeducativo que recoge las 10 áreas fundamentales para trabajar con niñas y niños, en nuestras casas, a través de las familias, y en las aulas, a través del profesorado con la vuelta al cole.

La igualdad se aprende, y también tenemos que entender que la educación en igualdad va más allá de sistemas formales de aprendizaje y educación, y se nos presenta una maravillosa oportunidad para las
familias para seguir coeducando también en verano.

Destacar que en los diferentes puntos se trata desde el uso de juguetes y juegos igualitarios, no sexistas y no violentos, así como de promover la conciliación desde la infancia, educando en la corresponsabilidad en
la ciudadanía y en el reparto equitativo de las tareas y responsabilidades domésticas y familiares.

A través del punto cinco se invita a aceptar y reconocer la diversidad, con el fomento de actitudes de respeto activo, tolerancia, cooperación y compromiso real ante todo tipo de discriminaciones para no dejar a
nadie atrás.

El lenguaje igualitario es otra de las áreas clave y se anima a evitar, señalar y rechazar el uso de expresiones y actitudes cotidianas y normalizadas que perpetúan el sexismo y la violencia contra las
mujeres.

En el punto 7 se apuesta por mostrar y visibilizar referentes femeninos, diversos y en las distintas esferas de la vida para transformar el imaginario colectivo y comenzar a pensar también en femenino.

Otro de los principios que recoge el decálogo es la visibilización de modelos de masculinidades igualitarias y diversas, contrarias a cualquier tipo de violencia y que son agente de cambio y transformación
social en la lucha contra la violencia de género y fieles aliados en la construcción de una sociedad más justa e igualitaria.

Uno de los aspectos fundamentales de esta iniciativa es la educación afectivo-sexual para trabajar desde las emociones, que permita establecer dinámicas de relación basadas en la comunicación, el buen
trato y la correcta resolución de conflictos.

El decálogo termina con una mención a la orientación vocacional y profesional, alentando en las niñas vocaciones relacionadas con las STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) para reducir y
eliminar las brechas de género existentes.

De este modo, desde las redes sociales del IAM y de la Concejalía de Igualdad del Ayuntamiento de Linares se ampliará todo el material aquí expuesto.