El Hospital ‘San Agustín’ de Linares, como todos los años en estas fechas, cambia la oferta a sus usuarios con unos menús de verano, acorde a las costumbres culinarias de esta comarca, en la que destacan platos como el melón con jamón, salpicón de marisco, gazpacho, salmorejo, ensalada campera, pipirrana, ensalada de pasta, mixta, y manteniendo los platos típicos habituales en los hogares, que por su propiedades nutricionales garantizan el equilibrio en una dieta sana que mejore la estancia de nuestros pacientes en el Hospital.

Se oferta un menú opcional para los pacientes con dieta basal, acompañantes y personal de guardia, con dos opciones de primero, segundo y postre, y un menú específico para las dietas terapéuticas, definido por la Unidad de Dietética y Nutrición, adaptada a la patología de cada paciente, basados en la dieta mediterránea y de acuerdo a las altas temperaturas que se registran en esta época del año.

“El objetivo principal de nuestra cocina es garantizar la máxima calidad en los alimentos que ofrecemos a nuestros usuarios, con un seguimiento exhaustivo de tiempos y temperaturas que, junto a nuestra oferta y calidad de productos, intentamos conseguir el mejor resultado final para todos”, destaca la directora gerente del centro sanitario linarense, Belén Martínez.

Otro de los objetivos al cambiar los menús durante el verano, además de los aspectos que requiere una alimentación saludable, es que los pacientes se encuentren como en su casa y puedan comer los mismos platos que suelen degustar en sus hogares.