El secretario general del PSOE de Linares, Daniel Campos, manifestaba en el día de ayer, a preguntas de la prensa local, su pesar por el anuncio de la marcha de la cadena de supermercados ALDI, que ha dejado ya en la calle a 10 personas que hasta hace unos días trabajaban en las instalaciones que cierran a final de mes, y que en estos momentos están siendo atendidas por trabajadores trasladados de otros puntos de la provincia.

Según Campos, el supermercado tenia saldo positivo y a los trabajadores esta circunstancia les ha pillado de sorpresa. Del mismo modo ha afirmado que a los trabajadores “le ha llamado la atención que el Ayuntamiento de Linares no se hubiese puesto en contacto con ellos y tampoco se haya manifestado hacia la dirección de la empresa su antipatía ante la decisión de cierre”.

El dirigente local socialista ha manifestado que es posible que “de aquí a tres o cuatro años ALDI busque ubicación en la ciudad de Linares”, pero no lo considera una solución para las  familias que se ha quedado sin trabajo.