El Ayuntamiento de Linares ha acometido este jueves unas obras de adecuación en el puente de acceso a la industria pesada SONAE-ARAUCO (antigua TRADEMA) que evitarán las inundaciones que se han venido produciendo en los últimos años cuando llovía en Linares.

Una solución definitiva a estos graves inconvenientes que dificultaban el acceso al trabajo de los más de 300 empleados de dicho núcleo industrial de la ciudad linarense, quienes venían reclamando el arreglo desde hace una década.

A lo largo de la jornada se ha efectuado la limpieza y adecuación de las canalizaciones de evacuación de agua por parte de la empresa municipal mixta Linaqua, así como el fresado de la calzada y su posterior asfaltado, que dará por resuelto definitivamente el problema de las inundaciones, que dificultaban e incluso impedían el acceso en vehículos a esta zona.
Esta actuación en el puente se suma al arreglo del firme de la carretera y los dos badenes de obra y su correspondiente señalización a la entrada del Centro de Prácticas Operativas de La Enira (ubicado en dicha carretera).