La portavoz de Igualdad del PSOE en el Congreso, Laura Berja, denuncia que el PP “se ha salido del consenso en la lucha contra la violencia de género” para unirse “a las posiciones radicales” de la ultraderecha de Vox. “Aznar los cría, ellos se juntan y nos ponen en riesgo a las mujeres” dice Berja sobre la sintonía estratégica que siguen demostrando Pablo Casado y Santiago Abascal y su repercusión sobre las políticas de igualdad.

La diputada ve “injustificable” que el PP no apoyara ayer en el Congreso el decreto que refuerza las medidas de lucha contra la violencia de género durante el confinamiento y considera que Casado “ha perdido el norte en una desquiciada carrera de radicalismos en la que compite con Vox”. “La competición por dominar el espacio de la derecha más rancia ha convertido al PP en un partido sin rumbo y esto es una mala noticia para España, porque este país necesita una oposición conservadora moderada, razonable y con sentido de Estado”, apunta.

Berja subraya que el consenso en la lucha contra la violencia de género es fundamental para seguir avanzando en su erradicación y califica por ello la actitud del PP de “inmensa irresponsabilidad”, porque “aquí estamos hablando de que hay vidas en juego” y por tanto “es un asunto muy grave que no puede estar sometido a los vaivenes de los intereses partidistas de nadie”.

“El PP debería aclararse de una vez respecto a este tema y decir públicamente cuál es su posición. Lo que no es de recibo es mantener un discurso oficial que sostiene una cosa y después realizar actos que sostienen la contraria. La violencia de género no admite ambigüedades ni juegos de trileros”, les advierte.

La diputada socialista recuerda que las posiciones extremistas de Vox “constituyen un auténtico peligro para las vidas de las mujeres”, ya que defienden “un negacionismo” de la violencia de género que es incluso contrario a los posicionamientos de los organismos internacionales. “El PP tiene que decidir si está del lado de la ONU o de la ultraderecha española”, resume.

Berja valora una vez más el esfuerzo que está haciendo el Gobierno de España para relanzar y desarrollar el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, especialmente en estas semanas “críticas” donde la pandemia del coronavirus puede agravar las situaciones de violencia machista. Por ello, insta también al Ejecutivo “a continuar potenciando las medidas para que la prevención y la atención a las víctimas se intensifique”.

“Las mujeres tienen que sentir el aliento y la protección de los poderes públicos. Tienen que saber que hay recursos a su alcance para poder salir del infierno en el que se encuentran. Esa es nuestra obligación y tenemos que cumplirla”, sentencia.