El Ayuntamiento de Linares ha impulsado una iniciativa junto a los centros educativos para hacer llegar las tareas a los domicilios del alumnado con menos recursos. Una campaña cuyo objetivo principal es poner las herramientas necesarias para la población en una situación excepcional como este confinamiento decretado contra el COVID-19.

A través de esta iniciativa, y en previsión de que el cierre de los centros educativos se extienda a lo largo de todo el trimestre, se propiciará que el alumnado que no disponga de otros medios pueda continuar con el proceso de enseñanza-aprendizaje. Es una medida que, desde el Ayuntamiento, se ha ofrecido a todos los centros de primaria, públicos y concertados, tanto de Linares como de la Estación Linares-Baeza.

El procedimiento es el siguiente: se ha habilitado un espacio en la nube para que cada centro educativo pueda subir las tareas. A partir de ahí, una empresa se encarga de descargar, imprimir y repartir dicho material educativo a domicilio, para evitar que tanto las familias como el profesorado tengan que salir de casa.

Se cumple de este modo un doble objetivo: por un lado, ofrecer recursos al alumnado para poder continuar con su proceso educativo y, por otro, hacerlo con todas las garantías de seguridad y protección frente al coronavirus, garantizando la entrega responsable tanto para quienes reparten como para quienes recibirán los deberes en sus casas.

Cartel