El PSOE de Jaén asegura que trabajadores sanitarios de centros hospitalarios de la provincia están siendo “amordazados y perseguidos” por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) para impedir que hablen, faciliten información y cuenten lo que está ocurriendo en los centros sanitarios. “Incluso se están abriendo ya expedientes a esos trabajadores sanitarios, que se ven obligados a retirar cualquier comentario que las autoridades no consideren oportuno”, aseguran.

La coordinadora del Grupo Parlamentario Socialista, Ángeles Férriz, anuncia que el PSOE va a pedir explicaciones en el Parlamento por estos hechos. “Vamos a preguntar al consejero por el número de expedientes que se han abierto a profesionales sanitarios en el periodo de estado de alarma en los centros de la provincia de Jaén”, avanza Férriz al respecto.

La parlamentaria señala que esta actuación, que califica de “dictatorial”, es la consecuencia de una circular que la Gerencia del SAS envió hace un par de semanas y que los propios sindicatos del sector sanitario denunciaron y consideraron una amenaza velada sobre los trabajadores. “Los trabajadores sanitarios se están dejando la piel en nuestra provincia con un trabajo increíble. Hay que cuidarles, mimarles y hacerles sentir lo que son: unos héroes. No se les puede perseguir, atemorizar y amordazar cuando encima se están jugando el pellejo por la salud de la ciudadanía”, subraya.

Férriz pregunta a la Consejería de Salud y a la Junta de Andalucía “a qué tienen miedo” cuando intentan, dice, “silenciar” de esta manera a sus propios trabajadores. “¿Tienen miedo a que les puedan desmentir? ¿Tienen miedo a que algunos datos dudosos que ofrece la Junta puedan saltar por los aires?”, cuestiona.