Carta abierta a la Delegada Territorial en Jaén de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía: Dña. Trinidad Rus Molina. Y al Delegado Territorial en Jaén de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía: D. Antonio Sutil Montero.

Las organizaciones de mayores, los familiares y la sociedad en general, asistimos con enorme preocupación a los datos que de forma inconexa recoge la prensa sobre la situación en las Residencias de Personas Mayores, ante la pandemia del coronavirus.

Según estos datos, en Andalucía se han producido 670 contagios en Residencias de Mayores y 82 defunciones.

Como se sabe, las personas mayores son el sector de población más vulnerable al coronavirus y la aglomeración de personas favorece su contagio y propagación, por lo que en las Residencias habría que tomar medidas especiales para evitar graves consecuencias.

Si no se toman o se tardan en tomar dichas medidas, al estado de alarma se suma un doble estado de alarma en las Residencias de Mayores, como está ocurriendo.

A los familiares y a la sociedad en general nos falta información real sobre el estado de las 71 Residencias de Mayores de la provincia de Jaén.

La tranquilidad no viene por una confianza o fe ciega en las Autoridades o las Administraciones, sino por la información y el conocimiento real de la situación.

El día 23 de marzo desde la Plataforma de Linares por la Defensa del Sistema Público de Pensiones, hicimos la petición a usted como Delegado de Políticas Sociales en Jaén y a la Consejería, para que se habilitara el edificio que mantienen cerrado en el Geriátrico de Linares, de forma que sirviera como centro medicalizado, que atendiera el aislamiento y las medidas necesarias para los casos de personas contagiadas en las Residencias de Mayores de la provincia de Jaén.

Hasta el momento no tenemos conocimiento por su parte de que se vaya a atender esa petición, pero tampoco de que se esté habilitando cualquier otro edificio sanitario, residencial u hotel de la provincia, en prevención de que aumenten los casos en las próximas semanas, como si se ha hecho en las provincias de Sevilla y Málaga.

Tampoco tenemos conocimiento sobre si todas las Residencias de la provincia reúnen los requisitos para cumplir el protocolo establecido de aislamiento de casos diagnosticados positivos por un lado y casos con síntomas por otro, ni del grado de cumplimiento de todas las medidas del protocolo en cada una de las residencias, si se están realizando los test para conocer los contagios a las personas residentes y a las profesionales que las atienden, si estas disponen de todos los EPIs que garanticen la seguridad en su trabajo, si se está reforzando al personal para cubrir las bajas por contagio y por el aumento de las dificultades ahora para poder desarrollar el trabajo, no se sabe el número de contagios, de fallecimientos, de personas en aislamiento, de trasladadas a Centros Sanitarios, etc.

Sin embargo, por contactos personales, se nos dice que no llegan con regularidad los EPIs a las Residencias de Mayores, que no se realizan los test a todas las residentes ni a las trabajadoras, que las Residencias no están medicalizadas, etc.

Por lo tanto demandamos de ustedes dos, como responsables de las Consejerías competentes en la provincia:

Que se compruebe el cumplimiento en todas las Residencias de las medidas arbitradas, como espacios y protocolos de aislamiento, evacuación a Centros Sanitarios, disponibilidad de EPIs, realización de test, etc. En caso contrario que sea intervenida la Residencia.

Así mismo que se habilite de forma inmediata, un centro medicalizado, no residencial, en la provincia para atender a las personas que precisen aislamiento, tratamiento y cuidados sanitarios.

También exigimos mayor información y transparencia a la sociedad, como único medio para evitar especulaciones sobre: casos en las Residencias de la provincia de personas contagiadas, en aislamiento, evacuadas a otros centros, fallecidos, grado de cumplimiento por parte de las residencias de los protocolos, etc.

Por último queremos reconocer el trabajo abnegado y profesional de las trabajadoras de las Residencias, algunas veces sin las medidas de protección adecuadas exponiendo incluso su salud. A las cuales queremos agradecer en esta carta su esfuerzo y dedicación.