Ante la situación excepcional originada por el estado de alarma decretado por el coronavirus, la Concejalía de Infraestructuras Urbanas y Servicios Públicos del Ayuntamiento de Linares, que dirige el Concejal José Luis Roldán, ha iniciado el proceso de desinfección de calles, edificios municipales y autobuses urbanos.

La limpieza y desinfección es vital para frenar el contagio y minimizar el impacto del virus entre la población. Por ello, tal y como ha explicado Roldán, “se está trabajando con todos los operarios y toda la maquinaria que tenemos a nuestra disposición, centrándonos en los lugares de mayor afluencia como son centros de salud, farmacias, centros educativos o establecimientos de alimentación”. El Concejal de Infraestructuras y Servicios Públicos ha detallado que, además de cubas, baldeos e hidrolimpiadoras, los operarios están utilizando “una solución a base de lejía con la que se consigue una desinfección total y absoluta”.

Las tareas de limpieza por parte del Ayuntamiento de Linares se realizarán a diario mientras dure esta situación de estado de alarma, velando por la ciudadanía y poniendo las medidas necesarias para frenar el contagio. El Concejal ha querido destacar “la infinita implicación y el trabajo que están desarrollando tanto los operarios municipales como los empleados de Urbaser en esta situación de alarma, con estas medidas especiales de desinfección”.