El vocal del PSOE en Linares-Baeza, Andrés Rus, ve “esperpéntica” la situación que ha vivido Linares-Baeza con la presidenta de la Entidad Local Autónoma en la última sesión plenaria. Según el PSOE, el pasado 11 de octubre se convocaba Pleno Ordinario, que incluía en el sexto punto del día dos epígrafes referidos al aumento de retribuciones para los cargos de la ELA.

En el primero de ellos, se proponía el abono por asistencia a los plenos (de unos 40€ por sesión) para cada uno de los vocales miembros del ente local. Andrés Rus se opuso a esta medida, alegando que “ese dinero se puede ahorrar para diversas necesidades que presenta nuestra pedanía”. Y el segundo epígrafe reflejaba la ampliación de las retribuciones de la presidenta en un 25% aproximadamente (más de 400 euros mensuales), algo “que me parecía desmesurado, por lo que también me opuse”.

El punto prosperó, ya que contó con los votos a favor de los tres miembros del Partido Popular (incluida la presidenta) y el voto del vocal de Ciudadanos, mientras que el único voto en contra fue el del vocal del PSOE.

Y fue en la salida, cuando “mientras charlaba con un compañero, me dijeron que si tenía tiempo para entrar de nuevo al salón y asistir a un Pleno Extraordinario”. El vocal socialista explica que la intención era la de “echar marcha atrás a la sesión anterior”, ya que según el PSOE la presidenta de la ELA consideró que “le podía perjudicar públicamente” la medida adoptada en la sesión ordinaria. “Entramos de nuevo al pleno y cancelaron las ampliaciones de las retribuciones”, subraya Andrés Rus.

“Es una situación rocambolesca mediante la que la presidenta pretende ocultar las intenciones reales que mantenían los populares, con una subida económica que, como finalmente ocurrió, se la podemos ahorrar a nuestra pedanía”, matiza el vocal socialista.

Por su parte la alcadesa de la ELA, Mariola Aranda, ha explicado a este medio que decidió dar marcha atrás porque de desde un principio no estaba en sintonía con la iniciativa. En cualquier caso ha querido aclarar que se trataba de una subida real de “algo más de 200 euros”, pues los 400 euros de los que se habla el PSOE son brutos. Del mismo modo ha añadido que ese dinero hubiera salido de una partida ya existente correspondiente a los honorarios de un administrativo que se ha jubilado recientemente y cuyas tareas relativas a desplazamientos para entrega de documentación ha asumido ella misma.