Portada Categorías Opinión OPINIÓN | Otra vez el voto de Botín

OPINIÓN | Otra vez el voto de Botín

Congreso de los Diputados

Tras las elecciones del pasado abril escribía en estas páginas “Ahora votan las puertas giratorias”. Pese al “Rivera no” que una parte del electorado del PSOE decía esa misma noche a Sánchez a la puerta de Ferraz, lo más que respondió el interpelado fue “ya os he oído”. Lo que aquellas personas, y bastantes más de la ciudadanía, entendían con claridad era que habría que seguir con la labor emprendida tras la moción de censura. Esto es la formación de un gobierno de izquierdas. Pero una cosa es oír y otra muy distinta tener en cuenta lo oído. Y es que aquella noche Sánchez oyó más mensajes que decían lo contrario. Entre ellos destacaba el de la señora Botín, presidenta del mayor banco del país. Si miramos el tiempo pasado, se entenderá la desconfianza que mostrada en tal escrito. Entonces lo respaldé con el recuerdo de cuando Botín padre vino a Andalucía y sugirió a la señora Díaz que no siguiera con IU-”la izquierda mala”- y se apegara a Cs. Doña Susana le hizo caso y se ahorró tener que crear el banco andaluz y otras locuras que tenía comprometidas al firmar la coalición. Ahora, cinco meses después, tenemos al señor Sánchez liado entre el consejo de la señora Botín con sus adláteres y de su “ya amiga” Susana y compañía.

Al menos para mí ha quedado claro que el presidente en funciones le ha hecho más caso al poder económico que al clamor de la calle, más notorio claro está, si no andan los medios que paga el capital. Éstos han seguido a lo mismo desde que surgió Podemos, a la destrucción de la organización y del “Coletas”, la izquierda mala. Claro que había que hacer el simulacro de que recordaba lo de Ferraz. Por supuesto que se dieron pasos tramposos en pos del gobierno con Unidas Pdemos. Trato de destacar aspectos que a mí me han llevado a tildar de tramposo ese proceso. Para empezar surgió el asunto de “los sillones” que vino a recordar la negociación preferente de PSOE-Cs. de hace unos años que se le presentó como un trágala a la izquierda. Aparte de desmontar la acusación con el paso atrás de Iglesias para los cargos, hay más. Se inició una aparente negociación que no entraba en el programa y se daba entender de que lo esbozado para la moción de censura ofrecía una estructura.A lo que se daba más pábulo en los medios era a… “los sillones”. Importaba menos que si tal se planteaba era asegurar que no volviera a ocurrir lo de Andalucía. Sánchez ya había puesto en marcha la dilación en la que sigue, dejando apenas unos días para concretar el pograma. Por medio, que si un programa a la portuguesa, que sin un gobierno de colaboración, que si personas del entorno Unidas Podemos, que si coalición pero apartando los ministerios de estado y sin Iglesias. Cuando ya no quedaban excusas, en la citada negociación apresurada de unos días, tratando de simular una falsa voluntad negociadora, despreciaron hasta la tentativa de acercamiento de Zapatero. En el fondo no hubo voluntad de acuerdo como demostró la manipulación de un documento desde elámbito de la vicepresidenta en funciones. En estas acabó julio con el paradójico discurso impuesto de que el malo de la película es Unidas Podemos.

Llegamos a unas vacaciones en Doñana entre la continuación de más llamadas a la derecha apelando a la responsabilidad de estado. En éstas siguió fallando Rivera, el aliado preferente de antaño que se había tirado al monte entrando en la triple alianza de Colón. Sánchez, llamando a la responsabilidad ajena y a su provocada desconfianza en la izquierda, deja buena parte de Agosto igual. Cuando se le presentan documentos “sin acritud” apenas dedican unas horas para desconsiderarlos. En muchos aspectos nos recuerdan a Rajoy y así se les reprocha. Dicen que es una estrategia propuesta por su asesor personal Iván Redondo. El caso es que nos acercamos a la segunda vuelta de este proceso de formación de gobierno con pocas esperanzas lograr el lógico objetivo.

Lamento haber acertado en mi vaticino adelantado en mi escrito de mayo. La democracia de aquel lejano 1.978 se sigue desprestigiando y con ella aquel impulso que promovió el propio Sánchez rebelándose frente a los muñidores que desde su partido forzaban la obediencia al IBEX 35. Hoy aquel ¡Pedro! ¡Pedro! del “no es no” parece decantarse por el SI que no han dejado de proclamar Felipe, Guerra, Susana y los demás barones, incluídos los que surgen hasta en su propio bando. Lástima volver a caer en posibilismo que imponen la fidelidad más coyuntural en la propia casa y las dificultades de bregar en la intemperie. Traguemos con las puertas giratorias, el apoyo de los voceros, así tal vez podamos poner alguna coma al discurso que dictan otros. . Ahora me temo que aquel “no es no” se habrá de retomar desde otras perspectivas. Ojalá que sea desde aquella que viene gritando con ecos clamorosos, aunque con poca continuidad, mensajes de regeneración democrática.

Maestro jubilado y activista social. Desde su juventud ha estado vinculado al mundo educativo, sindical, político y social de diversos ámbitos. En la dictadura estuvo vinculado con el movimiento del magisterio por la dignificación de la educación. Participó activamente en la reconstrucción del PSOE y de FETE-UGT en la provincia. Descontento con la deriva de ambas organizaciones, vertió sus esfuerzos en los Movimientos de Renovación Pedagógica (Grupso Pedagógicos de Jaén) y más tarde en el sindicato USTEA. Crítico con el derrotero que ha ido tomando esta democracia, se ha vinculado con movimientos críticos como Foro Social de Linares, 15MLinares, FCSM, en un diálogo plural e intergeneracional. Actualmente ejerce como responsabilidad directa la coordinación de Jaén Laico dentro de Andalucía Laica-Europa Laica.

No hay comentarios

Haciendo click en "Publicar comentario" estará aceptando la política de recogida de datos (Art. 5.1 de la LOPD) y las condiciones de uso