Izquierda Unida ha hecho este mediodía su particular balance de la recién celebrada Feria de Linares 2019. Así, consideran que la feria está enmarcada en un modelo obsoleto en el que sólo funcionan “unas pocas casetas subarrendadas a empresas que no son ni de la ciudad y con un modelo de feria basado en discotecas y con unos precios por alquiler de caseta y montaje, de las que muchas casetas no pueden hacerse cargo”.

También, se ha referido al “alto coste” de los fuegos artificiales, con un gasto que cifran en 30.000 euros para las arcas municipales. Además consideran que este tipo de espectáculos causan “perjuicio en personas del espectro asperger, autistas y a los animales”.

Finalmente han criticado y asegurado que se ha eliminado de la feria el “ocio gratuito”, entendiendo que se está tomando un giro que la hace menos inclusiva.
En el vídeo de cabecera, la concejala del Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Linares, Sheila Carmona, hace la valoración de la coalición.