Numeroso público se dio cita en el Teatro Cervantes con motivo de la celebración del Pregón del 55º Concurso Nacional de Tarantas “Ciudad de Linares”. Un acontecimiento que, tras varios años sin llevarse a cabo, ha sido retomado este año por la organización del certamen flamenco linarense. Así, tanto el área municipal de Cultura del Ayuntamiento como las cinco peñas locales decidieron volver a impulsar el discurso, que en esta edición fue protagonizado por una linarense de pro. La reconocida cantaora Carmen Linares fue la encargada de ensalzar con sus palabras la tradición histórica de la taranta, el palo por excelencia de la tierra minera local.

La reconocida artista realizó una semblanza sobre este cante tan representativo y lo encuadró en la “familia tarantera”, donde la taranta de Linares vendría a ser “la hermana pequeña, junto con sus hermanas mayores, las tarantas de Almería y Cartagena”. “La taranta es una música que nace con una personalidad especial, que constituye la mejor expresión del cante de Linares; un cante de procedencia popular, creado por un rico filón de cantaores”, señaló la pregonera. Carmen Linares también hizo alusión a otros aspectos históricos del Linares de la época de mayor esplendor minero, como los cafés cantantes, así como repasó los nombres de algunos de los cantaores locales, tanto aficionados como profesionales, que más sobresalieron en el estilo de la taranta.

Durante su intervención, la pregonera también tuvo palabras de cariño, recuerdo y homenaje para Gabriel Moreno, uno de los mejores cantaores del siglo XX y que falleció recientemente. No en vano, estaba previsto que este pregón “taranteo” sirviera también de reconocimiento póstumo a la vida y obra del mencionado artista, quien ya era un reputado cantaor en Madrid, a los 27 años de edad, cuando precisamente Carmen Linares desembarcaba en la capital de España para trabajar en el Café Chinitas. “Gabriel ha sido un gran amigo mío, un artista maravilloso, de una gran personalidad, le ha dado mucho al flamenco”, ensalzó la pregonera.

Tras el discurso pronunciado por Carmen Linares se proyectaría un audiovisual dedicado a la propia cantaora y, acto seguido, junto con su hijo Eduardo Espín, guitarrista, actuó ante el nutrido público linarense para ofrecer un pequeño pero variado repertorio de cantes, entre los cuales, claro está, se incluyó la taranta y un recuerdo al poeta Miguel Hernández. Y es que, tal y como reconoció la consagrada artista, la taranta es un cante “muy especial” para ella que la llena de recuerdos y la vincula con sus orígenes.

Próxima cita

Celebrado el Pregón, la cita más inminente del “Nacional de Tarantas” será hoy, a partir de las 20:00 horas, en el Teatro Cervantes. Y es que este emblemático espacio escénico albergará la Final de Cantes de Libre Elección, donde seis aspirantes medirán sus voces para tratar de alzarse con el primer premio en esta modalidad, dotado con 5.000 euros y la estatua del representativo minero de Linares. Entre los finalistas de hoy hay tres linarenses, Belén Vega, Alba Martos y José López, a los que se suman Antonio Haya, Antonio José Nieto y Antonio Porcuna Mariscal. Los miembros del jurado de esta jornada final serán Rafael Chávez Arcos, Francisco Cabrero Palomares y Antonio Gallegos Montero.

Carmen Linares durante la actuación – Foto: Carlos Hugo