Portada Categorías Cultura Belin pinta “de cuento” en Suecia

Belin pinta “de cuento” en Suecia

Miguel Ángel Belinchón, conocido como Belin, artista plástico español creador del Post Neo Cubismo y considerado uno de los artistas urbanos más importantes de Europa, estará presente en el ARTSCAPE SAGA de Gotemburgo, Suecia, la segunda semana de junio pintando un gran mural sobre la fábula de “El sapo feo y la Ardilla hermosa”.

ARTSCAPE SAGA es un gran evento que se lleva celebrando desde el 2014 reuniendo artistas consagrados de todo el planeta para inspirar y promover el arte público y ponerlo al alcance de todos. Es uno de los proyectos de arte urbano más grandes del mundo que saca el arte de las grandes galerías y museos para difundirlo mediante grandes murales públicos a gran escala esparcidos por las ciudades de los 12 municipios de la región de Gotemburgo, en Suecia: Ale, Alingsås, Härryda, Kungsbacka, Kungälv, Lerum, Lilla Edet, Mölndal, Partille, Stenungsund y Tjörn och Öckerö, desde finales de Mayo a mediados de junio.

Cada año se propone una temática diferente con la que los distintos artistas tienen que orientar su trabajo, y este 2019 se quiere celebrar la riqueza universal de los mitos, el folclore de la humanidad y la narración de cuentos populares. Por eso cada pieza será una interpretación de un cuento clásico a través del arte contemporáneo más cercano a la gente: el arte callejero.

Nuestro muralista linarense, Belin, que domina la técnica del spray y lleva años realizando obras de arte de gran formato en muros de todo el mundo con su característico y original estilo PostNeoCubista, representará nuestro país dedicando una gran pintura sobre una fábula sueca en este importante acontecimiento desde el 7 al 16 de Junio.

Miguel Ángel Belinchón Bujes, más conocido como Belin originario de la ciudad de Linares (Jaén) el 26 de septiembre de 1979, con nacionalidad española. Artista plástico autodidacta, desde muy pequeño tuvo la iniciativa de mantenerse creativo a toda hora y en todos los aspectos, esta misma inquietud permanece hasta sus años de instituto donde cursa el bachillerato artístico en la Ciudad de Jaén. Después de intentar adaptarse a un programa educativo artístico obsoleto, decide desertar y buscar mediante bibliotecas, museos y otras funcionalidades experimentales dar rienda suelta a la inventiva que yacía en su mente. Sus comienzos fueron perseguidos como cualquier otro artista urbano, lucha tras lucha a base de color e imaginación sin caer en la cuenta de que algún día dejaría huella cual plaga desde las calles. Belin obtuvo su fruto, ha obtenido premios y reconocimientos por sus méritos.

No hay comentarios

Haciendo click en "Publicar comentario" estará aceptando la política de recogida de datos (Art. 5.1 de la LOPD) y las condiciones de uso