La jornada se mostraba perfecta, buena temperatura, buen ambiente, público con ganas de divertirse, una ballet fantástico y una luz de ocaso que ponía magia al asunto. El ‘Ballet de Linares’ dirigido por Ángel Solana y Marcos Cruz ponía en escena en la tarde de ayer, y dentro de la programación de las Fiestas Íbero Romanas, las ‘Danzas de Cástulo’, una vistosa coreografía inspirada en la época y magníficamente interpretada por las bailarinas de la compañía y por los propios directores.