El PSOE de Linares afirma que el doble auto judicial que “imputa y abre la puerta a los juicios contra Juan Fernández por delitos de malversación de caudales públicos y de cooperación necesaria para otro delito de apropiación indebida”,  “vienen a confirmar la gravedad de los hechos denunciados por el PSOE y la necesidad de que el próximo 26 de mayo se produzca un ejercicio de limpieza democrática en el Ayuntamiento a través de las urnas”.

Javier Perales, miembro de la Ejecutiva Local del PSOE de Linares, considera que los autos “son demoledores”, empezando porque dicen que hay suficientes elementos indiciarios para imputar a Juan Fernández la presunta comisión de un delito continuado de malversación de caudales públicos.

Además, también creen que hay indicios de que Fernández se aprovechó de su condición de alcalde, portavoz y secretario general para “abusar de la confianza” de sus compañeros y sustraer en beneficio propio más de 100.000 euros procedentes de fondos públicos.

Perales afirma que la resolución judicial “viene a respaldar las tesis sostenidas por el PSOE en su denuncia” y supone desde luego “un varapalo no sólo para Juan Fernández, sino para esos concejales y esos grupos políticos que le han sostenido en estos meses en la Alcaldía para vergüenza general”.

“Hoy también tendrían que dar la cara esos partidos, como PP y Ciudadanos, que se pusieron de perfil para mantener a Juan Fernández en la Alcaldía. Hoy tienen un alcalde a las puertas de dos juicios, acusado de los peores delitos de los que se puede acusar a un responsable político”, considera.

Asimismo, cuestiona a los integrantes de la candidatura de Juan Fernández “si no tienen el más mínimo reparo en estar liderados por una persona investigada por la justicia por hechos tan graves como éstos”. “Habrá que preguntarles hoy si están cómodos con este compañero de viaje”, insiste.

El responsable socialista afirma que “este tipo de comportamientos no pueden tener cabida en la actividad pública” y reitera por tanto que “el PSOE de Linares hizo lo que tenía que hacer, aplicar tolerancia cero contra la corrupción, poner en conocimiento de la Justicia las irregularidades detectadas y esperar a los pronunciamientos judiciales, que por ahora van en la misma dirección de la denuncia interpuesta”.

“El PSOE de Linares actuó con honestidad, rigor y transparencia, porque éstos deben ser principios fundamentales de cualquier organización política. No nos importó el precio de perder una Alcaldía; lo que no se podía perder era la dignidad y los principios. Otros no han tenido problema en perderlos con tal de hacer daño al PSOE, aunque haya sido a costa de tener un alcalde bajo sospecha en Linares”, reprocha.

Perales garantiza que el PSOE “seguirá anteponiendo los intereses generales de Linares por encima de los intereses particulares o partidistas”, tal y como ha hecho en este desagradable asunto. “Linares merece otro alcalde, otro Gobierno local y, desde luego, otra forma de hacer política, más honesta, más transparente y más pulcra en la salvaguarda de lo público”, sentencia.