Portada Categorías Opinión OPINIÓN | Comienza la Precampaña

OPINIÓN | Comienza la Precampaña

Vivimos tiempos apasionantes, extremos para algunos -hablo de política, claro- Resurgen ideologías extremas, se radicaliza el discurso de partidos que nunca lo habían sido, quizá por contagio o por estrategia electoral -fallida como hemos visto el 28 A-, se tambalea el Estado del Bienestar y parece que “todo vale” con tal de conseguir votos.

Ahora, más que nunca, necesitamos políticos con visión de Estado y eso quiere decir, políticos que miren más por los intereses de los españoles que por los de su partido -¿difícil, verdad?- para conseguir un futuro estable y razonable para todos, no sólo para las personas que les han votado o que creen representar.

El PSOE ha ganado las Elecciones Generales de 2019, pero sin mayoría suficiente para gobernar en solitario.

Si estuviésemos en cualquier otro país con menos complejos y con menos prejuicios que el nuestro, hace tiempo que tendríamos un gobierno de coalición; pero, la catetura española ha impedido hasta ahora a los diferentes partidos que han tenido oportunidad, hacerlo, porque quiero pensar que no han sido intereses personales o partidistas los que han obligado a tal postura. Miren Alemania, años ya con gobiernos de coalición entre conservadores y socialdemócratas, con tal de evitar un mal mayor y manteniendo el cacareado Estado del Bienestar.

Pero resulta difícil hacer coaliciones cuando los líderes políticos son excluyentes a priori, es decir, antes de que las urnas hablen. Electoralmente puede ser rentable -a corto plazo sólo, me temo- aunque, para el bien común no, ese concepto con el que se les llena la boca a algunos líderes, que no a todos, pues hay alguna que otra fuerza política que nos dice de manera explícita que no le interesa, que sólo persiguen el bien de sus electores o simpatizantes.

El problema que vivimos es que en este año vuelve a haber más elecciones y sospecho que, ningún partido vaya a cambiar su discurso hasta que éstas pasen, por lo que habrá que formar gobierno con tales premisas y seguro que muchos se quejarán luego porque tal o cual partido apoyó a Pedro Sánchez en su investidura. Me pregunto, ¿es más fácil criticar al PSOE por mantener a un Presidente de Gobierno con la abstención de partidos que no son afines a esos “muchos”, como son los independentistas, o apoyar dicha investidura con la propia abstención para qué Sánchez no tenga que pagar ningún precio a dichos partidos que quieren la separación del Estado Español? ¿Eso es tener visión de Estado?

Para Ciudadanos es más cómodo mantenerse en la oposición sin apoyo alguno a Sánchez, con la pretensión de echar las honras al que creen defenestrado Partido Popular, en lugar de mantenerse en la oposición, pero permitiendo una tranquila investidura sin sofocones independentistas, o incluso negociar otras fórmulas más aproximativas, Mesa del Congreso, etc. Con la estrategia, hasta ahora mantenida, de presentar a Sánchez como cómplice de la disolución de España, piensan que ganarán más votos; pero, creo que se equivocan, como se ha equivocado el PP -véanse sus resultados- porque el votante de centro derecha y de derecha pensará, Sánchez es muy malo, ¿quién puede defendernos contra los demonios independentistas, los indefinidos de Ciudadanos, el Ángel Caído en que se ha convertido el PP?, no, la solución es un partido que defienda sin complejos la sacrosanta Unidad de España -que no del pueblo español ni probablemente de los problemas que realmente tenemos-. Todos saben que hablo de VOX.

Además, VOX subirá en próximos comicios porque muchas personas de derechas habrán perdido el temor a votar un partido de las características de aquél, personas que sin duda, o no votaban antes o lo hacían al PP.

La bajada del PP puede tener una explicación similar a la anterior por la derecha y por el centro a pensar que, al fin y al cabo, Ciudadanos ha adquirido el discurso más derechista propio del PP, por lo tanto, carece de sentido votar a un partido que ha estado tan martilleado por la corrupción y que encima ha perdido muchos de sus apoyos, será mejor votar a otro más fuerte, que crece.

Interpreto que el Pueblo Español ha votado por la moderación, en realidad los partidos extremos sumados, incluyendo a los independentistas, no superan ni con mucho el 30% de los votos. Visto esto, queda confiar en la sensatez de nuestros políticos y que la presumible coalición de gobierno que se avecina -recordemos que PODEMOS ha moderado mucho su discurso desde que ha apoyado a Sánchez en el Gobierno, quizá porque al tocar poder ha comprendido en qué consiste la visión de Estado- mantenga la serenidad y la firmeza en el buen hacer, porque unas nuevas elecciones generales a corto plazo no hay país que lo soporte.

Ahora, sean bienvenidos a la campaña electoral de Municipales -que en Linares sí que tiene tema- y Europeas.

No hay comentarios

Haciendo click en "Publicar comentario" estará aceptando la política de recogida de datos (Art. 5.1 de la LOPD) y las condiciones de uso