El alcalde de Linares, Juan Fernández, ha comparecido esta mañana ante los medios de comunicación a las puertas del Parque Empresarial de Santana. Lo ha hecho tras la concentración de los trabajadores y trabajadoras de la empresa que gestiona desde Linares el servicio de citas previas de SAE, y que ahora ven peligrar su puesto de trabajo en nuestra ciudad tras la adjudicación del servicio a una nueva empresa.

En este sentido Juan Fernández ha pedido cordura y responsabilidad a los distintos partidos políticos, tanto PP como Cs que gobiernan juntos en Sevilla en estos momentos, como al PSOE que fue quién sacó a concurso la licitación hace unos meses cuando todavía gobernaba. “Es un caso más en el que hay que poner a Linares primero frente a las siglas políticas”, ha dicho.

Así, el primer edil ha reprochado que proyectos como el Puerto Seco o el CITPIC no hayan llegado a ponerse en marcha. “Eso es el engaño y el abandono”, ha lamentado. Del mismo modo ha vuelto a recordar todos los acuerdos firmados en el ‘Plan Linares Futuro’, reprochando a los sindicatos que “no exigan todos los acuerdos firmados”. Ha vuelto a insistir en la necesidad de que el Ayuntamiento de Linares se haga cargo de la gestión del Parque de Santana, algo que ya asegura también se ha transmitido al nuevo Gobierno de Andalucía, “tenemos la capacidad y el talento”, ha dicho.

Proyecto con Guinea Ecuatorial

Juan Fernández ha aprovechado para hacer pública una solicitud por carta que personalmente realizó al Gobierno de Guinea Ecuatorial, con el propósito de que se fabriquen en Linares una serie de piezas para su posterior ensamblaje en el país africano. Iniciativa que asegura cuenta con el visto bueno del gobierno guineano y la implicación de la empresa JPG. En este sentido Fernández manifiesta que necesita para este proyecto el compromiso del Ministerio de Exteriores y de la Junta de Andalucía.

Formación

El primer edil ha pedido además que vuelvan los cursos de formación profesional al centro que la Junta de Andalucía tiene en nuestra ciudad. Según ha aseverado los empresarios de la ciudad tienen problemas para conseguir trabajadores en especialidades como la de soldadura.