La empresa Santana Motor va a ser desmantelada cinco meses después de que la Junta de Andalucía autorizara su extinción por liquidación. Surus Inversa será la encargada de llevar a cabo este proyecto en la emblemática fábrica de automóviles con sede en nuestra ciudad y cuya historia se remonta a 1956. Para ello, saca a subasta online las líneas de producción, equipos, estructuras y otros materiales industriales.

Surus Inversa realiza las subastas online a través de Escrapalia.com, su portal de subastas industriales de referencia en España por volumen de transacciones. Los interesados ya pueden pujar por equipos completos para el mantenimiento de vehículos y que los preparan para pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). Dentro de estos equipos a subasta online se pueden encontrar medidores de humos de combustión, elevadores hidráulicos, cabinas de pintura y robots automáticos para el colocado de lunas, pintura de carrocerías y también soldaduras. En total se subastan 150 lotes. El 21 de febrero será la subasta de los lotes correspondientes a soldadores y otros elementos industriales y el 28 febrero los lotes de robots. Además, se puede concertar una cita para verlos físicamente en una visita organizada.

Este es un modelo comercial atípico en España, ya que Surus Inversa asume todo el riesgo al comprar todos los activos basándose en unos cálculos de coste y en unas estimaciones de retorno económico por la venta de todos los activos. A diferencia de un desmantelamiento y demolición convencional, Surus Inversa tiene la capacidad de comercializar y vender los excedentes y equipos de la planta directamente en mercados nacionales e internacionales. Esto hace que los activos y enseres de Santana Motor puedan tener una segunda vida a la vez que generan un valor. Una vez que se retiren todos los equipos reutilizables se realizará el desmantelamiento y desguace del resto de instalaciones mediante la segregación de los diferentes residuos que pudieran generarse.

En 1961, Santana Motor comenzó la fabricación de sus primeros vehículos todoterreno de la mano de Land Rover. En 1983 lanza el modelo “Santana 2500” y en 1985 comienza la fabricación y distribución de vehículos para Suzuki, como el “Suzuki Jimny”, el “Santa Aníbal” y el “Santana 300/350”. Posteriormente lanzaron el “Iveco Massif”. En 2011, la junta general extraordinaria de accionistas de esta empresa automovilística aprobó el proceso de disolución de la compañía y la apertura del periodo de liquidación.

El pasado 2018, Surus Inversa ya se adentró en el sector del automóvil con el desmantelamiento de los tinglados 4 y 5 del puerto de Valencia, que permanecían ocupados por los boxes del antiguo circuito de la Fórmula 1.