Ciudadanos Independientes de Linares Unidos (CILU-LINARES) lamenta la elevada cuantía de la subvención que la Junta de Andalucía concederá a la Diputación provincial para construir el Palacio de Deportes Olivo Arena en la ciudad de Jaén. Dicha subvención asciende a los 10,26 millones de euros y sufragará el 50% del proyecto.

Para la formación municipalista se trata de un gasto excesivo que contará con escasa repercusión social. Además, el partido la considera una muestra de la política centralizadora que tanto la Diputación de Jaén como de la Junta de Andalucía han practicado en los últimos años en detrimento de la ciudad de Linares, de su comarca y del resto de municipios jiennenses.

Desde CILU-LINARES remarcan la “celeridad” con la que se ha aprobado dicha subvención. “Creemos que no debería convertirse en una prioridad, dada la situación de emergencia social que padecen tantos municipios de provincia, incluida la ciudad de las minas” afirma Myriam Martínez, responsable de acción política del partido. La formación también cuestiona el impacto social de una obra que beneficiará directamente al primer equipo de fútbol sala de la capital jiennense, pero que a priori no creará una cifra considerable de empleos ni atraerá a turistas o inversores.

Por último, el partido local ha remarcado el carácter “centralizador” del proyecto. “Se trata de una deriva que tanto la Diputación como la Junta han emprendido en los últimos años, y la consideran perjudicial para la mayoría de los ciudadanos jiennenses” añade Martínez. Basta con comparar las instalaciones polideportivas de la capital con las del resto de municipios o la cuantía final de la ITI destinada a Linares (2,5 millones de euros) para “llegar a una odiosa conclusión”.