El parlamentario socialista Daniel Campos ha denunciado  hoy, “que Andalucía perdiera fondos europeos en el anterior marco comunitario por el nefasto reparto que llevó a cabo el Gobierno de Rajoy y confió en la buena predisposición que está mostrando el nuevo Gobierno socialista de España, un Gobierno que sí quiere cumplir con Andalucía”, asegura en un comunicado.

“Ya lo estamos viendo. Esta misma semana, el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía aprobó el modelo de gobernanza para la Inversión Territorial Integrada de la provincia de Jaén, y que tendrá en Linares y su comarca un eje de preferencia”, indicó al respecto en el pleno del Parlamento andaluz, donde ha preguntado al consejero por la posición que mantiene Andalucía respecto al posible aumento de fondos para la próximo marco comunitario 2021-2027.

Campos explicó que la Comisión Europea ya hizo público el marco financiero general plurianual y que ahora “durante los próximos 3 años, hay que marcar los objetivos y los proyectos para esos fondos”. En el anterior marco, con Rajoy en la Moncloa, “dejaron de llegar miles de millones de euros a Andalucía que podrían haber creado 300.000 puestos de trabajo según diferentes estudios independientes”.
“Esos fondos nos fueron arrebatados. Pero no nos callamos. Este Gobierno andaluz no dejó de denunciar el daño que ese injusto reparto de fondos diseñado por el ministro Montoro le causaba a Andalucía”, señaló.
En este sentido, Campos mencionó “las continuas e intensas reivindicaciones” de fondos de cooperación social, de un plan especial de empleo como el que tuvieron Canarias y Extremadura, de la inversión en el tramo Algeciras-Bobadilla o de la apuesta por el corredor ferroviario central.

“Hemos sido tenaces y responsables. Responsables con el cumplimiento de la regla de gasto. Andalucía cumplía con España y España no cumplía con Andalucía. Ni siquiera cumplía con las inversiones que nos correspondían conforme al Estatuto”, dice.

El parlamentario linarense considera por todo ello una “buena noticia” que la publicación de las bases para el próximo periodo europeo “coincidiera con un cambio en el Gobierno de España”, de manera que “frente a un modelo injusto y expulsado por la corrupción, llegó un Gobierno socialista que sí quiere cumplir con Andalucía”, concluye.