La empresa Santana Motor ha dejado de existir oficialmente. En la mañana de ayer martes, el Consejo de Gobierno aprobó y autorizó a la Sociedad para la Promoción y Reconversión Económica de Andalucía, SA (Soprea) llevar a cabo la extinción por liquidación de la empresa linarense de acuerdo con lo que marca la normativa mercantil. Esto pone fin al proceso abierto por la junta general extraordinaria de accionistas de la empresa para su liquidación, hace más de 7 años.

Además, el Ejecutivo autonómico ha autorizado a Soprea la suscripción de un aumento de su capital social, por importe de 9,4 millones de euros, con cargo a una aportación no dineraria consistente en los derechos de crédito que ostenta la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía frente a Santana Motor.