Luis Miguel Márquez, presidente de ALAC, presentó la semana pasada las novedades en la asociación para este nuevo curso, en el que destacan algunas nuevas incorporaciones y algunos talleres y terapias que se van a realizar.

En cuanto a las incorporaciones, Márquez destaca, ante la marcha en la dirección técnica de Ana María López Lorente que hasta julio había ejercido su puesto de psicóloga, a Irene Risueño, que junto a Susana Marín, se encargará de la parcela psicológica de la formación. Subrayó además que en su sede en Navas de San Juan, se ha unido una nueva monitora para las terapias de pareja. Así, la parte técnica la dan por «más que cubierta» gracias a los profesionales y voluntarios que pertenecen a ALAC.

En este año la formación va a continuar todas las terapias que habían ya el pasado curso en el organigrama de la asociación, con la novedad de un taller para dejar de fumar, que según el presidente de ALAC se va a poner en marcha tras las numerosas peticiones recibidas, y la recuperación del grupo para mujeres alcohólicas.

Por su parte, Irene Risueño, en su presentación, ha manifestado su alegría por pertenecer a esta Asociación y considera que, además de las terapias, mostrarán especial interés en la prevención de recaídas, bajo el seguimiento de pacientes que terminan la terapia.