El PSOE de Linares registró el pasado 22 de agosto una denuncia en la Agencia Tributaria contra Juan Fernández en la que se pide a este organismo que investigue si los 1.700 euros que, dicen, “sustraía mensualmente de la cuenta del partido eran declarados a Hacienda”. En la denuncia, se indica que no consta que en ningún momento se hayan realizado los pagos correspondientes a impuestos asociados a ese cobro. En consecuencia, el PSOE reclama que se depuren las responsabilidades que sean oportunas.

La denuncia incorpora la resolución dictada por la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE en la que se expulsa a Juan Fernández como militante tras considerar probada su falta de probidad y honradez en el desempeño de cargo orgánico por la irregular administración de fondos del partido. En concreto, la resolución relata que desde el año 2013 Juan Fernández detraía 1.700 euros mensuales de una cuenta del partido “sin que haya quedado justificado el destinatario, el destino, ni la finalidad de dichos importes, sin ser contabilizados ni reflejados en la contabilidad de la Agrupación”.

Una vez que Juan Fernández reconoció que había recibido ese dinero del partido, el PSOE de Linares presentó esta denuncia para determinar si se hizo la correspondiente declaración a Hacienda, extremo sobre el que Fernández no se ha pronunciado a pesar de haber sido cuestionado públicamente.

El PSOE de Linares avanza asimismo que está ultimando la denuncia judicial contra Juan Fernández por la apropiación indebida de esos fondos del partido, denuncia que será presentada en breves fechas una vez que ha finalizado todo el procedimiento y que se han cumplimentado los trámites orgánicos oportunos.

Estas acciones, y todos los movimientos y declaraciones realizadas hasta la fecha en este asunto, cuentan con el respaldo total y absoluto de los miembros de la Comisión Ejecutiva Local del PSOE de Linares y del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Linares, quienes aseguran que “están actuando en consecuencia con unos hechos probados por el partido que son de la máxima gravedad”.

“La resolución de la Comisión Ejecutiva Federal deja meridianamente claro que se ha producido un menoscabo de los fondos del partido”, dicen, y por tanto, la obligación del PSOE es poner los hechos en conocimiento de la Justicia para que se repare el daño causado y se depuren las responsabilidades.

El PSOE de Linares asegura que no va a mirar hacia otro lado cuando “hay un presunto caso de corrupción encima de la mesa”. “Cueste lo que cueste. Cada cual es muy libre de sostener en el sillón a quien quiera; pero el PSOE tiene unos principios claros y no va a ser cómplice de unos hechos como los que se han conocido. Allá cada cual con sus decisiones”, subrayan.

“Las dos denuncias impulsadas por el PSOE se refieren a hechos extremadamente graves: estamos hablando de miles de euros sustraídos a una organización política y, también, de paso, a las arcas públicas del Estado. En estas denuncias, a diferencia de otras que han trascendido en las últimas horas, no hay ningún fuego artificial para intentar desviar la atención de lo verdaderamente esencial, que es la existencia de serios indicios de un presunto caso de corrupción”, añaden.

“El PSOE de Linares reitera que su única obsesión es trabajar por la ciudad para que sus vecinos y vecinas tengan un horizonte de estabilidad en el Ayuntamiento y de esperanza en el futuro, siempre bajo los principios de decencia política y dignidad democrática. En esa senda encontrarán a los socialistas de Linares, no en el camino de los insultos, las descalificaciones, los exabruptos y la ausencia de argumentos que caracterizan a otros”, concluyen.